Home Reseñas [Reseña] Arise: A simple Story

[Reseña] Arise: A simple Story

by Déjense Ver
Tiempo de lectura: 5 minutos

Sinopsis & Ficha Técnica

Emprende un viaje emocional a través de las agridulces vivencias de dos personas, donde los recuerdos cobran vida y el tiempo se doblega a tu voluntad. Piérdete en momentos de felicidad y supera todas las dificultades mientras revives la historia de tu vida. Una historia de alegría y tristeza. Una historia simple.

  • Año: 2019
  • Género: Plataformas y Puzles
  • Jugadores: 1-2
  • Desarrollo: Piccolo Studio
  • Idioma: Español
  • Online: No
  • Plataformas: PS4, Xbox One y PC
  • Jugado en: PC

Tráiler

Reseña

Es gratificante jugar a un título que nos dice desde el primer instante qué es lo que vamos a encontrar, y que aun así sea hermoso. Arise nos contará una historia, una historia sencilla, la misma que podríamos vivir la mayoría de nosotros, hasta que un día no despertamos, y comienza nuestro viaje al más allá.

Empezamos esta bella aventura en nuestro propio funeral, en la pira crematoria, con lo que sabemos que Arise: A simple Story tendrá un gran componente espiritual. Podría decirse que es una versión a “cámara lenta” (y este juego de palabras tiene su aquel, luego lo desgranamos un poco más) de esa sucesión de acontecimientos que se dice que uno ve cuando está llegado al final. Repasar los momentos más emotivos de nuestra existencia, nos regodeamos en los buenos y aprendemos de los malos.

Nos invita a reflexionar sobre la vida, sobre el paso del tiempo, y sobre todo, nuestro papel en la vida de los demás. A través de una poderosa simbología nos hará entender que todos tenemos nuestras sombras y nuestros demonios, y aun así merecemos la luz. Pero… ¿qué sucede cuando nuestra luz se pierde? Ahí es cuando entra el amor, un amor sincero y atemporal que es capaz de encontrar el nexo aquí y en cualquiera de los mundos que imaginemos.

Nos encanta, porque es de esos juegos en los que parece que todo lo que escribamos va a quedarse corto. Y es que tiene tantos detalles, tantas lecturas, las gamas cromáticas, los acordes… nos ha dejado maravillados. Sobre todo en las fases “oscuras”, aquellas en las que dependemos de luchar contra nuestras sombras para salir adelante, aquellas en las que tenemos que superarnos a nosotros mismos.

Algo que nos resulta digno de mención es en qué momento de la historia se ubica el título, ya que nos resulta algo desconcertante. A primera vista, nos muestran a un anciano vestido con pieles apenas cosidas, que convive con una tribu que viste collares de colmillos y máscaras de oso, que vive en sencillas casas de piedra iluminadas con antorchas, con lo que deducimos que se trata de algún momento a finales del período prehistórico. Algo que enfatiza esta impresión son los monolitos, un detalle recurrente en los escenarios, pero aun así se atreven con elementos modernos como una cometa. Es esa irrealidad la que le otorga la magia.

Una vez expuesto el matiz conceptual del título, vamos a hablar de mecánicas. Arise es un juego bastante lineal, que no supone un gran reto a nivel de jugabilidad, pero cuya “facilidad” carece de relevancia, dada la trascendencia de lo que nos están contando.

Tendremos cinco controles básicos: movernos, saltar, tirar un gancho para acceder a otras zonas, trepar, y lo más importante, la habilidad de retroceder y avanzar ligeramente en el tiempo. Esto afecta sobre todo a nuestro entorno, la altura de la nieve, la posición de un tronco en el río… pequeños elementos que nos permitirán ir avanzando a lo largo de cada una de las 10 etapas que ofrece Arise, que podremos completar en 6 o 7 horas. Algo así como la habilidad de Max en Life Is Strange, pero más física. 

La gracia de todo esto es que no siempre se usa de la misma manera, irá variando en cada fase. Así, podremos controlar desde el paso de las estaciones hasta una tormenta o un alud de nieve, tendremos dominio sobre el vuelo de una rechoncha abeja, o podremos orientar los girasoles a uno u otro lado del horizonte.

Pero no os engañéis por su aparente simpleza, hay muchas ocasiones en las que esta habilidad temporal funciona como una suerte de puzzle; tendremos que usarla de la manera correcta para conseguir la combinación de factores que nos permita avanzar o recoger un coleccionable.

Como decíamos, toda esta influencia temporal tiene su consecuencia en los escenarios, a cuál más trabajado, original y precioso. Llenos de detalles, con una iluminación perfecta que casa de una forma espléndida con el estilo artístico. No busca en absoluto un aspecto realista, al contrario, casi parece que nos estén contando un cuento. Nos recordó un poco a “Old Man’s Journey”, que aprovechamos para recomendar, y en cierta manera a la historia que nos cuentan en “La leyenda de Klaus”, un largometraje de animación también de factura nacional, perfecto para estas fechas.

Recalcar especialmente que debemos dedicarle bastante tiempo a los coleccionables, porque serán ellos los que nos cuenten una parte vital de la historia, quizá la parte más empática y sentimental. Si nos los saltamos, apenas echaremos un vistazo a la superficie de este tremendo mar de emociones. 

Otro aspecto curioso de Arise es, además de la rejugabilidad para conseguir los coleccionables, la posibilidad de un cooperativo local, donde un jugador maneja al personaje y el otro el time-lapse, de forma que tendrán que coordinarse bien para lograr sortear los peligros de esta aventura.

La banda sonora es de sobresaliente, como no podía ser de otro modo. En un título sin acompañamiento vocal ni diálogos, la música lo es todo, y creednos si os decimos que David García ha hecho un magnífico trabajo. Seguro que su nombre os sonará de Rime o de Hellblade: Senua’s Sacrifice, ambos juegazos con todas las letras, que también destacan por su apartado sonoro.

Este debut de Piccolo Studio bebe mucho de títulos como el mencionado Rime o Journey, tanto es así que está bajo la dirección artística de José Luis Vaello, creador del primero y director artístico de Castlevania Lords of Shadows. Aun así, consiguen darle su impronta a Arise: A simple Story, su sello, inconfundible a partir de ahora.

Si Rime simboliza las fases del duelo y Journey el camino de la vida, Arise es una mezcla perfecta de ambas cosas. Morimos, pero con esa muerte también vivimos, y nos reencontramos con aquellos que partieron antes que nosotros. La lágrima está asegurada. Pero no esa lágrima fácil que cae en el fanservice, sino aquella que ahonda en lo más profundo de nuestra alma, en ese sentimiento de echar de menos a alguien que ya no está, en preguntarnos qué sucede cuando solo hay oscuridad a nuestro alrededor.

Como puntos negativos, le encontramos dos. El primero a nivel de jugabilidad, puesto que la cámara es prácticamente estática, en ocasiones nos juega malas pasadas, sobre todo en los saltos. Sin embargo, el juego no penaliza en absoluto, así que empezaremos muy cerquita de donde caímos en caso de que nos suceda.

Y como segundo aspecto negativo, no nos ofrece la posibilidad de ver todos los recuerdos una vez hayamos terminado la historia, para quienes no quieran darle una segunda pasada y les apetezca dedicarle unos minutos más mientras se asientan las emociones. Resulta un poco anticlimático rejugar un capítulo concreto para buscar un coleccionable cuando ya conocemos el desenlace, solo para ver un fragmento de esa parte de la historia, rompe las sensaciones que nos dejaron los créditos, ya que cada capítulo ahonda en conceptos muy distintos.

A nosotros por ejemplo solo nos faltaron dos, que no vimos manera de recogerlos, y nos gustaría saber qué contenían, sin empañar la experiencia de haber saboreado ya el final.

Para terminar esta reseña, queremos mandarles un fuerte abrazo a los chicos de Piccolo Studio. Al terminar el juego nos surgieron un par de duditas sobre la trama, pequeños detalles conceptuales que queríamos aclarar, y contactamos con ellos. ¡No veáis que majos! Contestaron enseguida con una atención excelente, así que nuestra opinión de ellos mejora por momentos. ¡A seguir así!

Si os ha gustado esta reseña, os invitamos a nuestra comunidad de Facebook Déjensever | Un rinconcito friki para las tardes de sofá. También podéis seguirnos en nuestra fanpage Déjensever. 

Tal vez te interese...