Viajamos a Londres en verano de este año. Entre otros planes, queríamos visitar el Warner Bros Studio Tour London: The Making Of Harry Potter, y queremos compartir nuestra magnífica experiencia 🙂

Nunca hemos creído que ser friki fuera algo peyorativo, y siempre nos hemos enorgullecido de serlo, desde antes de que se pusiera de moda. En nuestro viaje no faltaron visitas a Forbidden Planet, Baker Street, Disney Store y demás tiendas similares, pero Harry Potter siempre ha tenido un lugar especial en nuestro corazón. Ese deseo visceral de creer en la magia, en cualquier tipo de magia, de ser niño y pensar que todo aquello que imaginas puede ser posible, que ante ti se abriría un inmenso mundo de posibilidades… Nosotros, como millones de lectores, caímos rendidos ante la saga. Y decidimos creer.

Si has leído uno solo de los libros del universo de Harry Potter, o has visto aunque sea una de las películas, el Studio Tour te encantará. Por supuesto, es de visita indispensable para cualquier Potterhead, pero incluso aquellos que no estén tan versados en el mundo del joven mago disfrutarán de esta experiencia absolutamente inolvidable.

Nosotros teníamos hora para comenzar la visita a las 16:30, y como llegamos súper pronto, nos hicieron un hueco en el grupo de las 15:00 ¡Y menos mal! ¡Estuvimos dentro de los estudios hasta las 9 de la noche!

Ya desde la espera del bus empezamos a sentir la magia. Si vas por tu cuenta, como hicimos nosotros, debes esperar a un autobús especial de Harry Potter, en la estación de Watford Junction, que lleva directamente a los estudios. ¡Solamente con verlo llegar desde lejos nos puso los pelos de punta! Un pequeño vídeo en inglés para hacer más ameno el trayecto hasta las afueras, y ¡voila! (¿O deberiamos decir Accio?)

Una vez en el hall, simplemente nos dejamos llevar. Por supuesto, dentro de la comodidad llevamos camisetas de Harry Potter, y Eva unos pendientes de giratiempo que los mismos chicos de la tienda oficial alabaron. (Ay, la tienda!! Eso más adelante)

Ya en el lugar para hacer la cola serpenteante, comienza la exposición del atrezzo. ¡La alacena bajo la escalera! La Réflex ya estaba echando humo. Después entramos a una sala donde el personal nos explica un poco la visita y proyectan un vídeo donde Harry, Ron y Hermione nos cuentan de primera mano sus experiencias en las películas del universo de J.K. Rowling.

Esta primera puesta en escena es brutal. Nos quedamos totalmente boquiabiertos. Por supuesto no vamos a desvelar de qué se trata, solo que dan ganas de levantarse e ir corriendo a empezar la visita, ya con lágrimas en los ojos.

Y ya podemos explorar los estudios a nuestro antojo, comenzando por el Gran Comedor. Por supuesto, hay una audioguía recomendada, en multi-idioma, entre los que se incluye el castellano, para ir viendo los elementos y prendas originales que se utilizaron en las películas en un orden determinado. Alternan con mini talleres, donde niños y no tan niños pueden aprender a volar en escoba, o realizar duelos mágicos.

Además de los objetos como tales, encontramos recreaciones perfectas con los escenarios utilizados en las películas. La cocina de La Madriguera, la clase de Pociones, la Cabaña de Hagrid… ¡Incluso el Bosque Prohibido, Buckbeack incluido! Todo está ahí. Solo tuvimos que respirar profundamente e intentar ir despacito. (fue difícil, que conste)

Se nota que todo está planificado con un cariño exquisito, buscando, y por supuesto logrando, la emoción del fan del universo Potter. Cuando ya creíamos estar saciados de atrezzo original, dimos paso a lo más alucinante que podríamos esperar ¡El andén 9 y ¾! Escondido tras una esquina (ya que lo de atravesar paredes es un poco complicado) nos esperaba, humeante, el expreso de Hogwarts. Aquí ya no pudimos contener la emoción. No creíamos estar ahí, perdimos absolutamente la noción del tiempo. (Fijaos en el reloj de la foto, ya marca las 5, y habíamos entrado a las 3) El andén tiene una tiendita propia, donde encontramos varios preciosos souvenirs. Pero os recomendamos que gastéis solo una pequeña parte del presupuesto que llevéis aquí, todavía quedan un par de sitios donde invertir los galeones, sickles y knuts.

Salimos de la tiendita, y de nuevo no pudimos dar crédito ¡PODIAMOS ENTRAR EN EL TREN! Corriendo fuimos a hacer la cola, y descubrimos que cada vagón contenía el atrezzo de cada una de las 8 películas. Alucinante.

Después de todo esto pensarás ¿Y esta gente no estaba muertita de hambre? Pues sí, y los señores del Studio Tour lo saben bien, porque, después del andén viene la cafetería. Y si, hay cerveza de mantequilla. También cositas más normales, refrescos y papas fritas, incluso perritos calientes. Aprovechamos para coger resuello y que se nos bajaran los colores. Repusimos fuerzas y seguimos con la visita.

Ahora toca una parte exterior. El puente de Hogwarts, la casa de Privet Drive, el autobús Noctámbulo y alguna que otra pieza del ajedrez mágico. Resulta un respiro visitar una parte en el al aire libre, la verdad. Aunque a lo mejor te estás preguntando por el Callejón Diagon. No te preocupes, es lo siguiente que toca en la visita. Tal vez fue una de las cosas que menos nos gustó, demasiados cambios de luces, las fotos no quedaban bien, y todo lo anterior había puesto el listón muy alto. Sin embargo, igualmente fue fantástico.

Luego dimos paso a todo un recorrido formado por maquetas, bocetos, pruebas y demás experimentos que tuvieron que hacerse antes de trasladar los elementos a la gran pantalla. Pero el estudio se guarda lo mejor para el final. La joya de la corona, la maqueta original con la que se grabaron las tomas aéreas del castillo. Enorme. Apoteósica. Imponente. No existen palabras para describir la emoción que sentimos al terminar el recorrido con esa obra maestra.

De forma tranquila, con una luz tenue, pasamos a la tienda. ¡Vaya tienda! Muchísimos productos para elegir, y lo mejor de todo, con un rango de precios y tamaños bastante amplio. Había objetos de Noble Collection, con su alto precio correspondiente, o podías elegir una libreta o una rana de chocolate metálica por unas pocas libras. Aquí fácilmente pudimos estar una hora, solo por mirar bien todo lo que ofrece la tienda. Pero teníamos que irnos, ¡ya casi eran las 9 de la noche!

Fue una experiencia preciosa, sin duda cualquier fan la disfrutará al máximo y seguro volverá más de una vez. Hay que estar allí, hay que sentirlo, escucharlo, tocarlo, olerlo.

Eso sí, hay que comprar las entradas con bastante antelación, pues hay un número limitado de visitantes por día. Respecto al precio, unas 50 libras si elegimos el paquete con audioguía y libro de recuerdo, un precio más que razonable por la duración de la visita y todo lo que contiene la exposición.

Por supuesto, hay agencias que ofrecen el paquete completo, pero nosotros las compramos en la web oficial y fuimos por nuestra cuenta.

DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Comentarios

  • Pilar torres 17 / 10 / 2017 Responder

    Fascinante! No tenéis ni idea que estos estudios estuvieran en Londres. Desde luego una gran experiencia para todos los fans de Harry Potter!

    • DéjenseVer
      DéjenseVer 17 / 10 / 2017 Responder

      La verdad que es una experiencia que todo fan de Harry Potter debería vivir aunque sea una vez en la vida. ¡Gracias por tu comentario!

  • Chibimundo 20 / 10 / 2017 Responder

    ¡Menuda pasada! He muerto de envidia cinco millones de veces leyendo el post, jo… lo tengo apuntado en mi lista de sitios que visitar :O

    • DéjenseVer
      DéjenseVer 20 / 10 / 2017 Responder

      Es una experiencia increíble. Pero si te viene más cerca, hemos visto que van a inaugurar una exposición temporal de Harry Potter en Madrid, se llama Harry Potter: The Exhibition (Por lo que hemos podido leer, con algunos de los elementos que hay en los estudios) en un recinto de unos 1.400m2. Además, hay varias esculturas por la ciudad con las que puedes sacarte fotos. ¡Gracias por comentar!

  • Rosa 20 / 10 / 2017 Responder

    Bueno, estoy sin palabras!!! Vaya post chulo que te has marcado. Mi familia y yo somos amantes de Harry Potter y con todas tus explicaciones no me queda otra que organizar una visita. No te haces idea de como te agradezco. Enhorabuena y gracias mil.

    • DéjenseVer
      DéjenseVer 20 / 10 / 2017 Responder

      ¡No sabes la ilusión que nos hace que te haya gustado! Nosotros lo pasamos estupendamente, desde luego dan ganas de ir todos los años, jajajaj. Si te animas a organizar la visita, puedes optar por agencias que te lo gestionen completo, pero si vais por vuestra cuenta y tenéis alguna duda, intentaremos ayudaros! Y tal y como le decíamos a Chibimundo, sabemos que hay una expo en Madrid, que a lo mejor os viene más cerca, se llama Harry Potter The Exhibition y estará operativa en noviembre y diciembre. ¡Pero la experiencia de Londres es alucinante! Gracias por comentar 🙂

  • BeautyTester 14 / 11 / 2017 Responder

    Que bonito todo lo que nos cuentas, a mi me encanta la saga de Harry Potter, me he visto todas las pelis. Sería hermoso poder disfrutar de todas las estancias del Universo Potter, sentir la misma admiración y obsevar con gran detenimiento cada cosa, El Gran Comedor, el tren, la maqueta se ve espectacular, entrar a la tienda, y traerme algún tesoro jiji. Los trajes impresionantes, como bien dices en todo se palpa el cariño exquisito, buscando impresionar al visitante, y una gran experiencia sin duda. Que envidia..Buen post. Saludos.

  • Happy Time 15 / 11 / 2017 Responder

    Qué genial!! Tengo que llevar a mi chico que es super fan!! Me ha encantado, debe ser muy emocionante, me alegra que lo disfrutasteis tanto 🙂 Con este post me has dejado con las ganas de estar alli jaja, un saludo!!

  • Carmevigo 15 / 11 / 2017 Responder

    Ya me has dado un motivo para volver a Londres. Un post supercompleto , me lo guardare de guia para mi viaje. Gracias

  • María Sánchez Fabián 16 / 11 / 2017 Responder

    ¡Hola! Que pasada de viaje, tengo muchísimas gana de viajar a Londres. No soy muy fan de Harry Potter pero aún así no estaría mal ir a visitar el estudio porque seguro que es una maravilla porque las fotos que has subido me han dejado con la boca abierta. Saludos.

  • Vanesa 16 / 11 / 2017 Responder

    Hola guapa, debo de ser una de las pocas personas de este mundo que no ha caído en las redes de Harry Potter pero veo que la gente alucina con esa peli así que quizás le de otra oportunidad a la saga, no sé si leyéndola o viendo las películas. En cualquier caso entiendo cómo debisteis disfrutar esta visita porque viendo las imágenes hasta a mí me han entrado ganas de ir!! Muaksss

  • Paula Alittlepieceofme 17 / 11 / 2017 Responder

    Cuando estuve en Londres no me gustaba demasiado Harry Potter, así que ni sabía que estaban allí los estudios. Pero de unos años a esta parte he cambiado de parecer y me gustaría visitarlos cuando repita destino, ver los escenarios, vestimentas,… 😉 Por lo pronto intentaré (a ver si se puede), ir a la expo que van a hacer en Madrid, saludos!

  • Priscil·la Marín 19 / 11 / 2017 Responder

    Me encantaría realizar el Warner Bros Studio Tour London sobre el The Making Of Harry Potter. Tanto mi pareja como yo somos fanáticos de Harry Potter, disfrutaríamos muchísimo con esta experiencia. ¡Un beso!

  • pero que super chuli, me ha encantado, quiero ir, que guay la habitacion debajo de la escalera, tiene que ser genial verla en primera persona, lo habras pasado super bien, me gusta harry potter.

Deja un comentario