Home Reseñas [Reseña] Cobra Kai

[Reseña] Cobra Kai

by Déjense Ver
Tiempo de lectura: 5 minutos

Sinopsis & Ficha Técnica

30 años después de su enfrentamiento final en 1984 en el torneo de karate All Valley, Johnny Lawrence está en un momento malo de su vida. Sin embargo, tras ayudar a Miguel, un niño que sufre bullying, Johnny decide volver a abrir el Cobra Kai. El problema es que esto vuelve a desatar la rivalidad con Daniel LaRusso, que ahora es un hombre de negocios felizmente casado, pero al que le falta algo tras la muerte de su mentor, el Sr. Miyagi.

  • Título original: Cobra Kai
  • Año: 2018
  • Episodios: 20
  • Temporadas: 2
  • Duración: 25 min / Ep.
  • Género: Karate
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Josh Heald (Creador), Jon Hurwitz (Creador), Hayden Schlossberg (Creador).
  • Guion: Josh Heald, Jon Hurwitz, Hayden Schlossberg
  • Música: Leo Birenberg, Zach Robinson
  • Fotografía: Cameron Duncan
  • Productora: YouTube RedSony Pictures Television 
  • Reparto: Ralph Macchio, William Zabka, Tanner Buchanan, Jacob Bertrand, Mary Mouser, Courtney Henggeler, Nichole Brown, Connor Murdock, Xolo Maridueña, Gianni Decenzo, Annalisa Cochrane, Paul Walter Hauser, Bret Ernst, Bo Mitchell, Dan Ahdoot, Diora Baird, Susan Gallagher, Terayle Hill…

Tráiler

Reseña

Si os decimos que penséis en “El chico de Karate Kid”, ¿en quién pensáis? ¿En Daniel o en Johnny? Seguro que la respuesta de muchos es “Daniel san”, incluso algunos diréis: ¿Johnny? ¿Quién es ese? Daniel san era el protagonista porque la trama y su guion así lo pedían, pero… ¿Y si en realidad hay un punto de vista diferente? ¿Y si no todo es blanco o negro, sino que también hay grises? Tal vez, una historia donde Daniel fuera realmente el ‘villano’ de la película, un chico que llega a una nueva localidad y lo pone todo patas arriba con su karate de defensa y su pinta de niño bueno.

De hecho, el germen de esta idea tiene su origen en otra serie, ‘Cómo Conocí a Vuestra Madre’, especialmente en el episodio 8×22, donde aparecen los actores Ralph Macchio y William Zabka jugando alrededor de esa premisa. Uno de los personajes más inolvidables de dicha serie es Barney Stinson, el cual estaba totalmente convencido de que Daniel San era el auténtico villano de la historia, y que el resto del mundo no había entendido la película de Karate Kid.

Para él, Karate Kid trataba la triste historia de un chaval, Johnny, que había entrenado en un Dojo de Karate durante muchísimos años, con una vida feliz, rodeado de un buen grupo de amigos y su novia Ali Mills, hasta que un día aparece un chico nuevo, Daniel, que pone todo su mundo patas arriba, robándole la novia con su encanto, y ganándole la final del campeonato de Karate con una patada ilegal en la cabeza, dejándolo hundido en la miseria.

Se comenta que, gracias a esta secuencia y su repercusión en el mundo seriefilo, Ralph Macchio, William Zabka y Josh Heald maduraron esta idea hasta convertirla en la producción de Youtube Red que se desarrolló en 2018, Cobra Kai, y que ahora nos trae Netflix en perfecto doblaje al castellano y estrenando simultáneamente 2 temporadas. Os dejamos el vídeo a continuación:

Hace un par de años, Netflix era por todos conocida como la plataforma salvadora de series, rescataba producciones que otras cadenas y plataformas desechaban, pero en los últimos meses ha sido totalmente lo opuesto, se ha dedicado a cancelar de forma masiva muchas de sus producciones, si no cumplen con unos estándares determinados de audiencia y viralización después de un par de temporadas, panorama agravado por la situación actual del coronavirus, donde hay localizaciones de imposible acceso, presupuesto más elevados etc.

Por tanto, en un principio nos extrañó muchísimo que la cadena decidiera emitir esta serie y hacerse cargo de una tercera temporada, pero por otro lado, se ha comentado que la tercera temporada ya está rodada, a falta de postproducción, con lo que en realidad han logrado una “nueva” serie insignia sin apenas esfuerzo, que además ha sido un bombazo, no ha parado de comentarse en redes desde su estreno. Al final ha resultado una buena jugada, pues hay 3 temporadas rodadas y puede que se arriesguen a una cuarta.

Antes que nada, decir que creemos que no es absolutamente necesario haber visto la película del 84 para disfrutar de Cobra Kai, (aunque Netflix la incluirá en su catálogo a partir del 15 de septiembre) porque se encargan de introducir pequeñas escenas del metraje original cuando es necesario poner al espectador en situación, pero sí que recomendamos su visionado, ya que enriquecerá la trama y tendremos una buena dosis de nostalgia que ayudará mucho a reconocer el buen hacer de esta serie y disfrutarla en su totalidad.

Pero si ver algo de hace más de 30 años os da pereza con la cantidad de producciones que tenemos en el panorama actual, siempre podréis buscar un pequeño resumen por las redes, más que nada para que os familiaricéis un poco con los personajes y su pasado. Aunque lo de “dar cera, pulir cera” seguro que, si os suena, ¿no?

Una vez dicho esto, comencemos a exponer nuestras impresiones de esta divertida y espectacular serie de 20 episodios. El formato de los capítulos es ideal para este tipo de historias, apenas duran media hora, contando con un metraje bien condensado del que destila dinámica y ritmo casi frenético, que nos permitió ventilarnos cada temporada en un día. ¡No podíamos evitar ver uno más!

Como podéis imaginar, es un maravilloso viaje a los 80 a través de una perspectiva actual. Se mantiene muy bien la esencia de la cinta original, pero modernizando todos los aspectos y temporalidades para que sea accesible a un público nuevo. Sin duda, contar con el mismo elenco es un tremendo punto a favor. A pesar de que el Señor Miyagi ya haya fallecido y no pueda encarnar su papel, el resto del reparto original se muestra memorable.

La figura del “villano” también nos ha parecido muy bien trabajada, sobre todo porque esperan a que el espectador se acomode y se lo tome como una serie ligera, cocinada a fuego lento, para luego darle una patada voladora en toda la boca. A partir de ahí todo es nervios y tensión.

Lo más destacable es la forma que han tenido de trasladar una rivalidad juvenil a una rutina de adultos. Desde el sofá vemos claramente lo absurdos que son algunos de los piques que se traen y cómo podrían resolverse fácilmente con un poco de diálogo, pero verlos en acción le da una chispa inolvidable a cada episodio. Este tipo de escenas en particular nos hacen recordar a esa ingenuidad tan característica del cine de antaño, y el hecho de que lo respeten hace que esta serie sea tan auténtica, demostrando amor por su legado.

También tocan muchos temas de actualidad como el acoso escolar, la migración o la presencia de mujeres en deportes considerados masculinos, pero lo hacen con una sutil elegancia. Incluso nos exponen un mensaje que hoy en día hace mucha falta: Si te sientes amenazado, si te presionan, si se muestran en contra tuya… no vayas a lloriquear a Twitter. Cambia las tornas, reacciona y busca un nuevo camino.

Si Netflix hubiera sido la encargada de la primera y segunda temporada, sin duda nos habrían metido con calzador toda la retahíla que ya nos tiene bastante cansados, no porque estemos en desacuerdo, en absoluto, sino porque aburre ver lo mismo una y otra vez sin importar el contexto o el rigor histórico. Así que agradecemos en este punto que se haya tratado de forma realista, coherente y bien integrada con la historia. 

Se nota a la legua que Cobra Kai está hecha con cariño, no como un proyecto que tira de nostalgia para sacar dinero, sino como un producto que homenajea a una generación y a un estilo de vida. Cobra Kai nos proporciona una amplia visión de cambio, nos hace ver cómo todo se mueve en una escala de grises, y que el chico bueno no es siempre bueno, ni el malo es siempre perverso. Cada uno tiene su visión, su punto de vista, y ambos son igual de válidos. Los dos antagonistas evolucionan de manera muy tridimensional, y la serie nos deja ver todos sus matices.

Por poner un ejemplo reciente … Si lograste entender a Abby del videojuego The Last of Us2, os encantará el punto de vista de Johnny. No todos tienen que ser los buenos, no todos tienen que ser los malos. Solo son personas curtidas o destruidas por un pasado que les ha tocado vivir, que influirán en otros con decisiones más o menos acertadas. Porque en la vida… “Se golpea primero, se golpea fuerte y no se tiene piedad”.

Si os ha gustado esta reseña, os invitamos a nuestra comunidad de Facebook Déjensever | Un rinconcito friki para las tardes de sofá. También podéis seguirnos en nuestra fanpage Déjensever. 

Tal vez te interese...

2 comments

Avatar
ari septiembre 21, 2020 - 10:20 am

Me encantan las reseñas. ¿Tienen instagram?

Reply
Déjense Ver
Déjense Ver septiembre 21, 2020 - 10:50 am

hola, muchas gracias! Tenemos un par de cuentas de instagram, pero no dedicadas a las reseñas. Una de ellas es en la que mostramos nuestra colección de merchandising personal, es @dejensever.merch, otra en la que enseñamos lo que hacemos con la impresora 3d y el vinilo de corte, @dejensever3d y otra para las maquetas gundam, @gunplaris. Síguenos si te apetece!

Reply

Leave a Comment