Bueeno... Nosotros éramos de los que no queríamos un libro electrónico ni de broma, pero aquí estamos. Lo tenemos desde hace varios años y es una maravilla.

Nuestra opinión:

Hoy en día, por desgracia, los libros no son baratos, y no es algo que se puede devolver. A veces ves una novela en una librería, pero no sabes si realmente te va a gustar, y hacer ese desembolso duele bastante. El reader ofrece la posibilidad de adquirir libros por un importe ínfimo, desde 0,99 centimos hasta 5 euros, cuando los más baratos en edición bolsillo son de 9,99€ en formato físico.

Por otro lado, está el asunto del peso y el tamaño. Nosotros siempre leemos antes de dormir o en el transporte público. Cuando vamos en guagua, ¡qué comodo es abrir el bolsillo pequeño de la mochila y sacar el reader! En lugar de estar cargando con el tochaco, procurando encima que no se raye ni se manche.

Por ejemplo, Aridane está leyendo ahora mismo “Fuego”, de Joe Hill. Le está encantando, pero es enorme, de tapa dura y la letra no es muy grande que digamos. Es imposible aguantar más de media hora en la cama con semejante mastodonte. Con el reader eso se acaba. Pones tu luz frontal, aumentas el tamaño de la letra, y puedes ponerte en la posición de quieras.

El modelo con el que empezamos fue el Reader Sony PRS-T2, uno en rojo Iron Man <3 y otro en negro. Lleva algunos años en el mercado, y actualmente podemos encontrar modelos mucho “mejores” con más prestaciones. Pero de momento no nos han fallado. Otro modelo que hemos tenido en las manos, más actual, es el Wolder MiBuk Harmony Plus, muy buena opción calidad precio. Hablaremos en base a lo que ofrece este dispositivo en general, y las cosas que deben buscar a la hora de comprarlo.

  • Peso: en torno a 150 gr. Cuanto más ligeros, más cómodos, teniendo en cuenta que es muy recomendable añadirle una funda, y que pesará algo más con ella puesta.
  • ¿Color o BN?: Para nosotros es indiferente, lo único que te ofrecerá el color es poder ver la portada tal y como es realmente, y en ocasiones encarece bastante el precio. Una escala de grises de 16 niveles es suficiente, y es lo que ofrecen la mayoría de los modelos en el mercado.
  • Formatos: PDF, EPUB, FB2, TXT, HTML, PDB, RTF, LRC, MOBI, DJVU, CHM, UMD, DOC.
  • Tipo de pantalla: e-ink PEARL con luz frontal (De no tener pantalla retroiluminada, existen fundas con unas “linternitas”, que pueden adquirirse en internet. No son todo lo baratas que debería, hoy por hoy sale más rentable la luz integrada, aunque cuando nosotros lo compramos todavía esa característica no estaba disponible)
  • Almacenamiento: Los e-book no ocupan prácticamente nada, y puedes conectar el dispositivo al ordenador para almacenar aquellos que no quieras llevar encima, pero con una capacidad de 8gb y opción de micro-sd, serán miles y miles de libros.
  • Autonomía: Los nuestros duran meses, la batería es de 700mAh, pero porque no tiene luz frontal. Los que si la ofrecen pueden llegar hasta los 2000 mAh
  • Precio: Recomendamos los que sean de 80€ en adelante, hasta un máximo de 180€. Creemos que es un buen rango calidad precio, puesto que sirve para lo que sirve, leer libros.
  • Utilidades: Puede que tenga conectividad con Facebook u otras redes, eso dependerá del uso que quiera dársele. Normalmente no sirven para navegar, sino para compartir fragmentos o notas.
  • Dónde adquirirlos: En tiendas especializadas, tipo Media Markt o El Corte Inglés. Aunque superficies comerciales como Carrefour también los ofrecen, no son nada competitivos en cuanto a precios. Otra opción es Amazon o Ebay, donde hay muy buenas ofertas.
  • Accesorios indispensables: Una funda formato libro. También hay láminas protectoras de pantalla, pero las de estos dispositivos son bastante resistentes. Nosotros por ejemplo no tenemos, pero si ven alguna que no esté mal de precio, no está de más.

 

Al usarlo por primera vez:
Antes que nada, consultar el manual de instrucciones para ver si requiere carga inicial o no.
Puedes instalar el software en el PC, que suele ser intuitivo y fácil de manejar. Muchos sistemas operativos ya reconocen el dispositivo y no es necesario instalarlo, pero puede que ofrezca función de bibliotecas y demás, merece la pena echar un vistazo al que trae de fábrica.
Una vez preparado, pasamos los epubs, pdf etc al dispositivo eligiendo si queremos almacenarlo en la memoria o en la MicroSD, y se colocan en nuestro Reader.
La carga la realiza bastante rápido, en nuestra opinión, si tenemos en cuenta cuánto nos durará la batería después. Uno ya está acostumbrado a los Smartphones que cargas 4 horas para que te duren 12…

 

CONCLUSIÓN
Una compra indispensable para los lectores. Obviamente, los libros que merezcan la pena seguiremos comprándolos además en formato físico, pues de momento nos negamos a prescindir de ellos. Hay que encontrar el equilibrio.

(+) Lo mejor:

  • La posibilidad de llevar cientos de libros a cualquier lugar, en vez de estar cargando con ellos, por su peso y su volumen, aunque sean de bolsillo.
  • Poder leer en cualquier posición, sin sufrir dolores de espalda o de cuello.
  • La duración de la batería
  • Poder cambiar el tamaño de la letra
  • Volver a tener sitio en las estanterías y no sentarnos frente a ellas con las piernas cruzadas cada vez que compramos un libro, a ver dónde podemos colocarlo con un mínimo de criterio.
  • Y por supuesto, colaborar con el Medio ambiente dentro de lo posible

 

(-) Lo peor:

  • Dejar atrás una etapa que ha sido y será muy importante en nuestra vida. Ver el libro en la librería, sentir la atracción de la cubierta, tocarlo, olerlo al abrirlo por primera vez… y empezar a leer. Ver que vamos pasando páginas y que cada vez queda menos. Resistir la tentación a echar una ojeada al final. Mirar, y no entender nada de lo que pasa. Volver resignados hacia atrás prometiéndonos que no volveremos a hacerlo. Hacerlo de todos modos con el siguiente libro.
  • No encuentras absolutamente todos los títulos, algunas novedades tardan un poco en salir en formato digital, y algunos nunca salen.

 

Como anécdota: 

El primer día que Eva lo usó, escribió esto: “Anoche estaba leyendo boca abajo, como siempre, ya que me parece más cómodo. Intentaba aguantar un poco más antes de girarme, aunque ya me dolía la espalda, temiendo el momento en el que tuviera que sujetar el libro con una sola mano contra la cama sobre uno de sus lados, con lo incómodo que es eso, hasta que recordé que lo que tenía entre ellas era un reader. Contenta, pude girarme para seguir leyendo poniendo el libro sobre mi cara, sin miedo a que se me caiga y me dé un buen golpe, y sin experimentar la más mínima molestia.” Luego encontró esta imagen y estuvo riéndose un buen rato.