Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino (2018) | DéjenseVer

Ni No Kuni II:
El Renacer de un Reino (2018)

Videojuego, J-RPG | 40 - 70 Horas (Dependiendo del nivel de Dificultad)
Valoración:
9
9

Ficha Técnica

  • Desarrolladora Level-5
  • Género J-RPG
  • Jugado en PC / PS4
  • Nº Jugadores 1
  • Textos Español
  • Voces Japonés / Inglés
  • Online No
  • Versión Jugada 1.03
  • Fecha Reseña 05 Septiembre 2018

¿De qué va?

Ambientada cientos de años después de los eventos del primer juego, Revenant Kingdom presenta a las tribus del gato (felineses) y el ratón (ratócratas), dos facciones en conflicto dentro del reino de Cascabel. En la historia los ratócratas realizan un golpe de estado, tomando el control del reino. El protagonista Evan Pettiwhisker Timoteo, el joven rey del reino de los gatos desterrado, se dispone a recuperar su trono. Para ello contará con la ayuda de Roland, un visitante de otro mundo y de Shanty, una pirata aérea.

Reseña

¡No tenemos palabras para describir todo lo que nos ha aportado este juegazo! Lo hemos cogido como título para las vacaciones, con el fin de poner darle las horas que se merecía y exprimirlo al máximo, y ha sido una auténtica gozada. Es cierto que la trama del primer Ni No Kuni nos pareció mejor construida dentro de los cánones de los J-RPG, y creemos que en ese aspecto Ni No Kuni II se queda un poco a la zaga, pero tiene tanto que ofrecer y está hecho con tanto cariño que brilla con luz propia.

Este título sufrió un gran lastre en su versión de lanzamiento, y no fue otro que la dificultad que presentaba, pues resultó ser nula. Un auténtico paseíllo en el que no disfrutamos nada de nada durante las dos primeras horas de juego, y decidimos aparcarlo hasta que los desarrolladores lanzaran la update que prometían, solucionando este inconveniente y equilibrando la dificultad. Así que una vez llegados a junio, con la V.1.03 y la elección del “Modo Difícil” en nuestras manos… ¡No veáis que cambio! El balanceo de niveles está pensado de tal manera que prácticamente estamos obligados a explotar el juego, si nos limitamos a seguir solo las misiones de la trama principal no nos comeremos un rosco.

Nos ha gustado tanto que hemos decidido enfocar esta reseña de manera un poco más profunda, ir más allá de una simple recomendación con nuestras impresiones. Además, os detallaremos qué podéis encontrar cuando viajéis a este maravilloso mundo, así que nos será imposible no revelar algún pequeño Spoiler, pero nada que no se haya visto en el material promocional o que sea trascendental para la historia, solo como vehículo para contaros las particularidades del juego. ¡Solo pretendemos recomendarlo muy mucho!

Lo que en realidad nos ha conquistado de Ni No Kuni II es la cantidad de aspectos jugables que presenta, consiguiendo que la partida jamás se vuelva monótona, y que encontremos pequeños oasis de descanso entre los sucesos que asolan el mundo de Evan, que nos llevará entre 40 y 70 horas resolver, depende de nuestro estilo de juego.

Comenzaremos la historia en tercera persona, como veis en las imágenes con un marcado aspecto Ghibli, y es en este modo donde se le saca partido al componente rolero del juego. Tendremos combates a tiempo real con diferentes tipos de arma a nuestra elección, además de ataques mágicos o a distancia. Los enfrentamientos serán siempre contra un número indeterminado de criaturas que nos emboscarán en nuestros paseos por el mapa, excepto los “jefes”, a los que nos enfrentaremos de manera individual. Podremos ir balanceando nuestra ventaja contra los diferentes enemigos gracias al “Ecualizador”, una herramienta que nos permite gestionar nuestra ventaja elemental y aumentar nuestras estadísticas.

No viajaremos solos, tendremos a dos personajes jugables más que irán rotando a medida que avancemos en la historia (por supuesto no vamos a deciros quiénes son), pero si podemos deciros que empezamos con Roland y Shanty, pues se unen a nosotros durante la primera hora de juego. Si somos detallistas en los enfrentamientos, podremos preparar los ataques individuales de manera que al cambiar entre personajes durante la batalla consigamos unas buenas combinaciones, que sin duda nos alzarán con la victoria, sobre todo cuando nos enfrentemos a los boss.

Como recompensa por los combates y a lo largo y ancho del mundo comenzaremos a encontrar guílderes (la moneda del juego con la que podremos comprar en tiendas y a comerciantes), nuevas armas y equipo, además de infinidad de pequeños objetos, que serán imprescindibles para mejorar nuestro equipamiento en… tachán tachán… ¡el Reino de Estivania!

Si, Ni No Kuni II tiene un componente de gestión precioso y bastante complejo, cuidado al detalle. Reinaremos en esta ciudad emergente, mejorando nuestras instalaciones y reclutando súbditos que se unirán a nosotros gracias a las misiones secundarias que iremos recogiendo en nuestra libreta de recados, y que ocuparán una profesión en el reino, haciendo posibles las investigaciones necesarias para conseguir aún más mejoras que implementar a nuestros personajes. Solo podemos mostraros la superficie de la gestión del reino, si no tendríamos texto para 3 reseñas, pero si os adelantamos que es una delicia. Como veis todo está relacionado, no podemos únicamente centrarnos en la historia principal sin hacer secundarias y sin dedicarle tiempo al reino.

Podremos pasar horas y horas en Estivania, pues son muchas las tareas que podremos realizar aquí. Por ejemplo, nuestra prioridad será conseguir Guílderes Reales, distintos a los que encontramos por el mundo, para construir nuevas edificaciones, realizar investigaciones y en definitiva ir mejorando el reino poco a poco. La prosperidad de la nación va de la mano de nuestros súbditos. Si los colocamos en los lugares idóneos, serán más eficientes, generarán más dinero y recursos, y podremos ir creciendo de manera uniforme. Aquí nos daremos cuenta de la ingente cantidad de materiales distintos que hay en Ni No Kuni II, podemos contarlos por decenas, y hasta el último de ellos es útil.

Pero no solo nos limitaremos a jugar en Estivania en modo “Dios”. También podremos pasear por sus calles con Evan, e interactuar con determinados edificios como la tienda, el taller Aguja y Dedal o la fragua, que nos permitirán mejorar nuestras armas, nuestro equipamiento y a nuestros amiguitos los fofis.

¿Qué – o quiénes –  son los fofis? Unas criaturas elementales que acompañarán a nuestro equipo a lo largo de la aventura, y que servirán de apoyo en los combates. Podremos equiparnos hasta 4 de ellos a nuestra elección, y cada uno tendrá sus propios ataques, tanto ofensivos como defensivos, incluso de curación.  Podremos crear nuevos fofis con determinados objetos en el Atelier de Estivania, y levearlos dándoles sus chuches favoritas.

¿Os ha gustado el aspecto chibi que tomamos cuando estamos en el reino? Pues es el mismo que tendremos cuando viajemos a lo largo y ancho del mapamundi; esta estética nos recordó a lo visto en otros títulos como World of Final Fantasy. Cuando nos encontremos con un enemigo, volveremos a nuestra forma original para enfrentarnos a él, y una vez hayamos terminado el combate, seremos chibis de nuevo para seguir explorando las localizaciones. La transición entre un modo y otro es prácticamente automática, no resulta un lastre el cambio de pantalla, permitiéndonos continuar con la historia sin sufrir parones innecesarios.

El mapeado es bastante amplio, teniendo en cuenta el género en el que nos encontramos, con multitud de bosques y cuevas por explorar, algunas de ellas esconden Puertas Especiales que dan paso a mazmorras llamadas Laberintos Espejismo, con distintos pisos y que funcionan con su propia mecánica; forman parte de la misión secundaria más “importante”. Descubriremos parajes diversos que van desde el desierto hasta la tundra helada, plagados de monstruos, y además disponemos de portales de viaje rápido que nos ahorrarán tiempo en desplazarnos. No estamos solos en el mundo, sino que podremos viajar, a su debido tiempo, a otros reinos remotos. Por supuesto descubrir cada uno de ellos es gran parte del atractivo del juego, así que en este punto solo diremos que nos han encantado todos y cada uno de ellos.

Las distintas zonas están magníficamente diferenciadas en el aspecto visual, presentan una gama cromática y una banda sonora propias, además de una marcada estética según la temática del lugar donde nos encontremos. Funcionan a la vez como diferenciador y como elemento de unión, en un trabajo impecable.

El diseño de los personajes y escenarios corre a cargo de Yoshiyuke Momose, que plasmará con dedicación la similitud con Ghibli que nombrábamos anteriormente. Ojo, que no hablamos de copia o plagio, sino de referencia y de homenaje. Joe Hisaishi se encarga de la magnífica banda sonora, también compositor habitual del gigante japonés de Totoro, y que logra el equilibrio perfecto entre épica y fantasía. Sin duda, un excelente trabajo artístico, y una de las mejores BSO de videojuego con las que nos hemos topado en los últimos meses.

Pues esto no es todo, además de todo lo que os hemos contado también existe otro componente importante en Ni No Kuni II: Las batallas campales. En ellas mantendremos el aspecto chibi para afrontar nuestra estrategia militar, dirigiremos 4 ejércitos que tendremos que llevar a la batalla. No es que sean lo más de los juegos de estrategia, pero pueden resultar muy divertidos, y nos pican a intentarlo de nuevo si fracasamos. (Llegados a este punto, nótese la importancia del número 4 a lo largo de la historia)

Cada uno de nuestros ejércitos tendrá una característica principal (arco, lanza, espada, pistola…) que será fuerte o débil contra otra, siguiendo el típico esquema de piedra – papel – tijera. También su propio nivel, y se irán uniendo más batallones a nuestras filas si reclutamos a los súbditos adecuados. El objetivo de las batallas campales es alejar a los enemigos de Estivania, además de servir de nexo con varias tramas de la historia principal.

Ya de nuevo explorando el mundo, de vez en cuando nos encontraremos con el “Recadero”, cuyas tareas (que pueden ir desde entregar objetos hasta derrotar monstruos) nos otorgarán un tipo de moneda especial, que podremos canjear por pistas de dónde encontrar súbditos para nuestro reino o por objetos que nos hagan muchísima falta. Si, esto aumenta bastante nuestra lista de tareas, sumando estos pequeños recados a las 175 misiones secundarias que aparecerán poco a poco en nuestra libreta, con su apartado propio.

A lo largo del mapa nos enfrentaremos a monstruos muy poderosos, tal y como os comentábamos antes, y tendremos que ir bien preparados a estos combates. Algunos de ellos, llamados “monstruos emanentes” están rodeados por un aura violeta, y son estos los que nos ayudarán a subir de nivel a nuestros personajes jugables y nos aportarán experiencia. Algunos nos vendrán dados en las misiones secundarias, pero otros podremos buscarlos nosotros mismos en las distintas zonas, cuando veamos que vamos justos de nivel, algo que os sucederá con relativa frecuencia si jugáis en modo Difícil, así que si de algo no os podréis quejar en este título es de combates desafiantes.

Hasta ahora parece un juego bastante completito, ¿verdad? Pues aun no os hemos hablado de lo mejor… ¡CHUMBO! Uno de los personajes más singulares que hemos conocido, será otro de nuestros acompañantes, pero no os dejéis engañar por su aspecto adorable, porque es más poderoso de lo que parece.

Sus diálogos son sencillamente inolvidables. Aporta el toque de humor con expresiones y frases de lo más cómicas, que gracias a una traducción sobresaliente lo convierten en un personaje memorable. Han conseguido que empaticemos con él cuando a primera vista parece algo decepcionante, pero se le coge muchísimo cariño enseguida, y terminamos adorándolo más que al propio Evan. Chumbo será el encargado de hablarnos del lore de Ni No Kuni II, apoyado por el resto de  personajes principales y secundarios, e incluso descubriremos detalles dando sencillos paseos por el reino.

En cuanto a la nota, si nos rigiéramos solo por aspectos técnicos, jugables y objetivos, le daríamos un 8 o un 8,5. (podría ser nuestra nota si hubiésemos jugado a la primera versión del juego antes de la update) Pero el componente emocional es tan grande que se merece más.

Vamos a ser sinceros, tenemos ojos en la cara y un buen número de títulos a nuestras espaldas, así que de la misma forma que hemos alabado todo lo positivo de Ni No Kuni II, no dejamos de reconocer que tiene carencias.

Por un lado, la trama no resulta en absoluto novedosa, desde el principio sabemos a grandes rasgos por donde girará el desarrollo de la historia sin demasiadas sorpresas. Además, los jugadores que no tengan presentes otros J-RPG de Level 5 podrían verse sobrepasados por la cantidad de pequeñas tareas que se nos van acumulando en nuestra libreta, la mayoría de las cuáles son “tipo recadero”, que no deja de ser llevar objetos a alguien o derrotar a cierto monstruo, aunque completándolas conseguimos considerables beneficios, sobre todo en lo que a Estivania se refiere.

La historia se nos presenta de manera fragmentada, aunque ha sido un acierto dividirla en capítulos, nos obliga a hacer parones para gestionar el reino o afrontar batallas campales, y esto será un lastre para quienes busquen pura narrativa. También se han desechado los combates por turnos en favor de batallas a “tiempo real”, dinámicas y espectaculares, convirtiendo este título en un ARPG, algo que no es del gusto de todos.

¿Pero sabéis que? Todos estos “puntos negativos” nos han dado exactamente igual, hemos encontrado en Ni No Kuni II un tapiz tan bello, una relación tan especial y madura entre los personajes que se ha convertido en una de nuestras joyas. Es jugabilidad pura, diversión, inmersión. Una obra delicada donde cada uno de sus componentes funciona bien por separado, pero que unidos logran una conexión brutal con el jugador, desembocando en un capítulo final extenso pero muy, muy satisfactorio. La clave para disfrutar de este título es abordarlo con paciencia, si nos agobiamos con las secundarias y queremos avanzar en la principal sin dedicarnos a lo demás estaremos desperdiciando todo su potencial. Disfrutar del engranaje de los distintos elementos es clave para hacer de este viaje algo mágico. Al fin y al cabo… Hemos sido los protagonistas de un cuento.

Por supuesto, recomendamos jugar en japonés con subtítulos en español, porque la versión inglesa dista bastante de la calidad en cuanto a traducción y expresividad de la versión nipona. Por cierto, quedaos a ver las imágenes de los créditos finales, unas magníficas acuarelas que nos darán más información sobre algunas cositas que quedan sin resolver.

Ahora queremos ir un poquito más allá y dedicar parte de esta reseña a hablar de la Edición Coleccionista de este Ni No Kuni II. No solemos mostrar nuestras copias físicas en las reseñas, pero esta edición es tan bonita que no podemos evitarlo.

Como decíamos al comienzo del post, el lanzamiento de este título fue bastante controvertido, primero debido a su escasa dificultad, y luego a causa del elevado precio de su Edición Coleccionista, que en nuestra opinión no justificaba su contenido. Pero imaginaos nuestra sorpresa cuando nos topamos con una magnífica oferta, en la que podríamos tenerla en casa por la mitad de su precio original. 150€ por lo que os mostramos era excesivo, pero 75€ ha sido un auténtico regalo, que valoramos todavía más por todo lo que nos ha transmitido este precioso juego.

Contiene:

  • Juego completo Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino.
  • Figura-diorama “The Evolution of a King”, caja musical de 20cm rotatoria que reproduce el tema principal del juego.
  • Libro de arte exclusivo de 148 páginas con el arte conceptual de Yoshiyuki Momose y LEVEL-5.
  • Steelbook exclusiva.
  • Vinilo con composición de Joe Hisaishi.
  • The Kingmakers: blu-ray con el making-of de Ni no Kuni II.
  • Pase de temporada.

Conclusión

Jugadlo, por favor. Es imprescindible para los amantes del género.

Ni No Kuni II: Revenant Kingdom

9

Jugabilidad

9.5/10

Gráficos / Diseño Artístico

9.5/10

Sonido

9.0/10

Innovación

7.5/10

Duración

9.5/10

Puntos positivos

  • Una maravilla a nivel visual para los amantes de la estética Ghibli
  • Muchísima variedad en cuanto a jugabilidad debido a la gestión del reino y las batallas campales
  • Banda sonora memorable y personajes que nos calarán hondo
  • No es necesario haber jugado a la primera entrega, la trama toma otro camino
  • Quedan cosas por hacer una vez completada la historia principal

Puntos negativos

  • La primera versión del juego no suponía ningún desafío. Esto se corrigió cuando implementaron los niveles de dificultad
  • La trama no resulta novedosa
  • Las batallas campales pueden resultar un poco caóticas a veces
DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x
Scroll Up