Megalodón (2018) | DéjenseVer | Tu web de reseñas, al golpito

Megalodón (2018)

Cine, Acción | 113 Min
Valoración:
6
6

Ficha Técnica

  • Dirección Jon Turteltaub
  • Reparto Jason Statham, Bingbing Li, Rainn Wilson, Ruby Rose, Winston Chao, Cliff Curtis, Robert Taylor, Masi Oka, Ólafur Darri Ólafsson, Jessica McNamee, Page Kennedy
  • Productora Apelles Entertainment - Gravity Pictures - Maeday Productions - Flagship Entertainment Group
  • Género Acción
  • País Estados Unidos
  • Idioma Castellano
  • Fecha Reseña 18 Agosto 2018

¿De qué va?

En el lugar más profundo del planeta, un grupo de investigadores se encuentra realizando una expedición como parte de un programa internacional de vigilancia submarina. Así, hacen el descubrimiento de sus vidas a la vez que corren un grave peligro. Después de que su submarino fuese atacado por una gigantesca criatura que se creía extinta, la tripulación se ha quedado atrapada en su interior. 

 

Reseña

En DéjenseVer, nos suelen atraer bastante los largometrajes donde haya un escualo de por medio, llevábamos esperando el estreno de Megalodón varios meses, después de haber disfrutado mucho con Infierno Azul, aunque no tanto con A 47 metros, las más recientes que hemos visionado del género. Ya es verano así que venía tocando otra, pero muy a nuestro pesar hemos salido de la sala con sentimientos encontrados.

Es cierto que es una propuesta entretenida, muy entretenida de hecho. Sin embargo, el rating de edad es absurdo. El propio Jason Statham declaró que no se sentía conforme con la falta de sangre de la película, y es que tratándose de un tiburón gigante, cualquiera espera si no una carnicería, al menos alguna que otra escena vistosa y llamativa.

No vamos a decir que nos faltó sangre porque si, seamos sinceros, es un recurso que puede sustituirse de muchas maneras si se realiza de manera elegante. Pero no se atrevieron a hacer lo que tenían que hacer, y en determinadas escenas nos transmitió una sensación agridulce, casi preferimos que se hubieran ahorrado ciertas localizaciones, ya que no tenían intención de culminar las secuencias como se merecían, o al menos como apuntaba a que iban a terminar. No es necesario llegar al nivel de Piraña para transmitir un contexto realista, dentro de lo que cabe.

Lamentablemente han decidido catalogar Megalodón con un cuestionable +13, así que esta tarde nos encontrábamos en una sala llena de niños que prefirieron un buen manojo de dientes antes que Los Increíbles. Por supuesto, ya es un tema aparte que los adultos dejen entrar a peques que no tienen ni 10 años, pero allá cada cual. Nosotros desde luego no consideramos que pudieran siquiera entretenerse, porque al contrario de lo que supusimos en un primer momento, la investigación, el diálogo y las relaciones personales tienen bastante peso en la trama, dejando la acción pura y dura en un plano secundario, algo que nos pareció muy acertado.

A lo que íbamos, en un inicio nos recordó a lo que experimentamos con el videojuego Subnautica. Ese miedo a las profundidades, a lo desconocido, esas ganas de llevar el submarino hasta el límite y ver qué nos esconde la madre naturaleza. Durante los dos primeros tercios del metraje toda esa atmósfera sigue presente, con ciertos toques de humor bastante apropiados, mostrando al megalodón lo justo y necesario para impresionar y no despilfarrar en efectos visuales.

Pero una vez que superamos ese “clímax científico”, salimos a mar abierto y la película empieza a hacer aguas, si nos permiten la comparación. Al igual que nos pasó con Infierno Azul, el final no nos terminó de convencer a nivel argumental ni visual, aunque no quita que nos mantuviera bien tensos en la butaca. Encontramos un par de agujeritos de guion, pequeñas incoherencias, que si bien no fueron excesivamente graves, nos sacaron un poco de la trama.

En cuanto a los personajes, nos dimos de bruces con un tira y afloja de clichés que no nos terminó de convencer. Statham sigue en su línea, aunque bastante comedido en cuanto a fantasmadas, más cercano y abierto con los demás integrantes de la tripulación. Algunos son interesantes, como Suyin o el Dr. Minway, pero otros son puro estereotipo, tal vez la más destacable fue la niña. Lo que escapó a nuestra comprensión (más allá de su revuelo en redes sociales) es la presencia de Ruby Rose. Si nos permitís, vamos a hacer un pequeño inciso para hablar de este tema.

Estamos cansados de presenciar cómo el propio Hollywood desprestigia su producto hasta decir basta, un producto que se encuentra actualmente en la cuerda floja, terriblemente falto de ideas, continuamente tirando de remakes, reboots y adaptaciones. Nos parece abominable que las carreras de personas que pasan muchos años de su vida preparándose para ser profesionales de la actuación se vean pisoteadas por personajes de este estilo, que ya de lejos se nota que carecen de las tablas necesarias para estar a la altura de lo que se espera de ellas en una superproducción. No es la única, ni mucho menos, pero si nos ponemos a nombrar “personas que actúan en Hollywood sin ser profesionales” no acabamos.

En este caso, su personaje es atrayente, interpreta a la ingeniera encargada de dar forma a muchos de los proyectos e infraestructuras de investigación que nos muestran en la película, pero su perfil no se desarrolla y su actitud no encaja, siempre con una sonrisa en el rostro aunque los demás estén viviendo una situación tensa. Está de pegote, sinceramente.

El apartado visual de Megalodón no está nada mal, manteniéndose en su justa medida entre el lucimiento y el hilo conductor de la trama. Sí que hubo un par de cositas resultonas y curiosas, además del impresionante tamaño del tiburón, que parece mantenerse fiel a su propia escala durante casi todo el metraje, al contrario de lo que sucede en otros títulos como Godzilla, donde el tamaño del monstruo se va adaptando a las condiciones del guion continuamente. Sólo hay una secuencia donde no nos cuadraba demasiado, relacionada con el momento que nombramos anteriormente a partir del cual la película pega un bajón.

No podemos decir que la trama nos sorprendiera, porque los dos o tres giros argumentales que presenta los vimos venir, aunque si cumplieron en cuanto a impresionar en pantalla grande, y nos dejaron satisfechos.

Como curiosidad, adjuntamos una imagen del tamaño del megalodón comparado con un tiburón blanco convencional, la especie que suele ser protagonista en las películas de tiburones, para que os hagáis una idea de la escala.

Conclusión

Creemos que Megalodón podría haber sido apoteósica, de las mejores del género, si se hubieran atrevido un poquito más con ciertas escenas. Una lástima porque cumplió sobradamente su función, la de una peli puramente palomitera de verano: entretener.

Como veis, los elementos por sí mismos no están mal, pero tal vez no era la mejor manera de unirlos para contar esta historia. Parece, por lo que escribimos en esta reseña, que tenemos más cosas negativas que positivas que destacar, pero es que lo positivo ya lo hemos dejado bien claro: Buenos efectos visuales, tensión y entretenimiento. No busquéis más.

Megalodón

6

Dirección

6.0/10

Guion

6.0/10

Reparto

6.0/10

Banda Sonora

5.0/10

Duración

7.0/10

Puntos positivos

  • Resulta bastante entretenida si tenemos en cuenta que es un producto palomitero
  • Los personajes asiáticos nos parecieron atractivos
  • Efectos visuales decentes
  • Tensión durante todo el metraje

Puntos negativos

  • A partir de cierto momento, la trama hace aguas
  • La escala del megalodón no concuerda en cierta escena
  • Algunas físicas no están muy logradas
Déjense Ver

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x
Scroll Up