Las escalofriantes aventuras de Sabrina (2018) | DéjenseVer

Las escalofriantes aventuras de
Sabrina (2018)

Serie, Terror Juvenil | 2 Temporadas - 19 Episodios - 60 Min | Sin Finalizar
Valoración:
7
7

Ficha Técnica

  • Dirección Roberto Aguirre-Sacasa, Lee Toland Krieger, Rob Seidenglanz, Maggie Kiley, Craig William Macneill, Viet Nguyen, Alex Garcia
  • Reparto Kiernan Shipka, Jaz Sinclair, Michelle Gomez, Miranda Otto, Lucy Davis, Chance Perdomo, Richard Coyle, Tati Gabrielle, Ross Lynch, Bronson Pinchot, Abigail F. Cowen, Lachlan Watson, Adeline Rudolph, Christopher Rosamond, Darren Mann, Annette Reilly, Kurt Max Runte, Ty Wood, Peter Bundic, Adrian Hough, Justin Dobies...
  • Productora Warner Bros. - Netflix
  • Género Terror Juvenil, Thriller, Brujería
  • País Estados Unidos
  • Idioma Castellano
  • Fecha Reseña T1 02 noviembre 2018
  • Fecha Reseña T2 23 abril 2019

¿De qué va?

Las escalofriantes aventuras de Sabrina (The Chilling Adventures of Sabrina) es una adaptación de la novela gráfica de Roberto Aguirre-Sacasa, y Robert Hack. Sigue los orígenes de la bruja adolescente, en la que tiene que hacer frente a su doble naturaleza de bruja y mortal. Tiene por tanto que reconciliar así a sus dos partes desde lo más oscuro de la brujería, pues las fuerzas malignas amenazan a su familia y amigos.

Reseña Temporada 1

Comenzar esta reseña sin hablar de la serie protagonizada por Melissa Joan Hart en los 90 no sería justo, pues nuestra bruja favorita marcó un antes y un después para muchos de nosotros. ¿Lo mejor de la nueva serie de Netflix? Que no pretende más semejanzas que las justas con su predecesora, dándole más prioridad a la historia narrada en el cómic, y tomando un camino mucho más oscuro y adulto. A nosotros nos ha encantado.

(Si, antes de que sigáis leyendo, Kiernan Shipka es clavadita a Emma Watson. Es increíble el parecido en sus gestos, hay miles de post en las redes hablando sobre ello. ¡Parecen hermanas! Además, comparten actriz de doblaje en castellano, lo que enfatiza el parecido.)

Melissa Joan Hart, mitad mortal y mitad bruja, inspiró a la chica de los noventa. En aquella serie de comedia ligera lidiaban de manera positiva con los conflictos propios de la adolescencia de Sabrina: Amigos, instituto, chicos… Junto a sus tías locas y a un gato demasiado sarcástico para su propio bien, Sabrina intentaba aprender a controlar sus poderes y aprender las reglas mágicas, siempre usándolos para hacer el bien, sin ninguna relación con el mundo satánico.

En Las escalofriantes aventuras de Sabrina no encontraremos una serie familiar con aroma a sitcom, encontraremos buenos homenajes al género de terror como El Exorcista o Evil Dead, con unos capítulos muy bien llevados, cuyo nivel de disfrute aumentará según vayan retorciéndose más y más.

La principal diferencia respecto a la serie de los 90, además del tinte oscuro, es que el irónico y carismático Salem no habla. Esto causó muchísimo revuelo cuando se estrenó el tráiler, pero una vez visionada la temporada comprenderemos el motivo. Aunque en estos primeros capítulos notamos la ausencia del ácido humor del gato, debido a su importancia en la serie de los 90, durante el desarrollo de la trama nos aportan pequeñas pistas relacionadas con los poderes de Sabrina, que nos dan esperanzas para que en la segunda temporada el felino tenga su propia voz. En nuestra opinión, Salem se ha mantenido exactamente en su lugar: como ente protector de la bruja, velando por su seguridad. Nos ha gustado mucho todo lo que envuelve a estos animales de compañía, llamados “familiares”, que han resultado un recurso fantástico.

Zelda y Hilda, las tías de Sabrina, también ofrecen caracteres distintos a la serie de los 90. Aquí regentan una funeraria que les sirve de sustento, comiendo carne humana de vez en cuando. Zelda se muestra mucho más macabra, le mete tanta caña a su hermana que nos da hasta pena.

Como decíamos, la versión de Netflix está inspirada en una novela gráfica, donde las brujas provienen del infierno, practican magia negra, conjuros y maldiciones, luchan contra demonios y deben firmar en El Libro de la Bestia para cederle su alma a Satanás, mientras viven alejados y relativamente ocultos a ojos de los mortales, lo que también le otorga un aire bastante Pottérico. (En realidad, la reminiscencia a las aventuras de Harry Potter está bastante presente, otro motivo más por el que nos ha gustado.)

También nos muestran una visión mucho más feminista, que si bien en algunos episodios nos resultó demasiado evidente y algo tosca, es necesaria dado el momento que estamos viviendo, cuando apenas ha pasado un año del movimiento #MeToo y estamos en medio de los juicios a Weinstein, así que Sabrina está decidida a destruir el patriarcado del Sumo Sacerdote, y como no, del propio Señor Oscuro, mientras hace malabares con su vida mortal y su aquelarre, perteneciente a la Iglesia de la Noche.

Sabrina está más que dispuesta a luchar por su libertad, por su libre albedrío, y a hacerle frente a las injusticias de unas leyes ya obsoletas. Como buena Spellman, se espera que asista a la Escuela de Artes Ocultas, siguiendo los pasos de su padre y anterior Sumo Sacerdote, Edward Spellman. Pero parece que la joven bruja tiene otros planes más terrenales, desafiando al propio Diablo en su Bautismo Oscuro.

La igualdad de géneros que promueve la serie también se hace patente en el instituto mortal, donde presenciamos severos casos de bullying, contra los que Sabrina trata de buscar una solución viable y, sobre todo, definitiva. Nos hablará de diversidad, de empoderamiento femenino y de tolerancia, aspectos a la orden del día en nuestro contexto social.

Pasando ya a aspectos técnicos, sobra decir que nos parece una propuesta totalmente a la altura del panorama actual. Lo único que destacaríamos son los espantosos efectos de desenfoque que han utilizado para acentuar las escenas que se desarrollan en el “mundo mágico”. En los dos primeros episodios es insufrible, después parece que remite bastante y queda en un segundo plano, justo donde debe estar, ayudando a crear el ambiente lúgubre de Greendale.

En lo referente a personajes, la química entre Sabrina y Harvey es notable, hasta cierto punto adorable, pues nos hace rememorar esos amores de adolescencia, para momentos después deleitarnos con escenas en las que la sangre y los secretos satánicos toman el control. Por lo general, todas las actuaciones nos han parecido sólidas, y los perfiles de los personajes, bien trabajados.

Destacamos la figura de las Hermanas Fatídicas, y en concreto al personaje de Prudence, interpretado por Tati Gabrielle, a la que conocimos como Gaia en la serie Los 100. Es una bruja extremadamente devota, no es solo una chica mala, su forma de ser viene de algo mucho más profundo, un verdadero vínculo espiritual con el Señor Oscuro.

Para finalizar y como curiosidad, hemos visto por las redes cómo esta adaptación ha hecho saltar las alarmas tanto en el entorno cristiano como entre quienes practican el satanismo real, acusándola de tergiversar la realidad y de influenciar de forma negativa en la juventud. En nuestra opinión, se trata de ficción, y como siempre, debemos conocer las diferencias y las barreras, y tomarlo como lo que es: una forma de entretenimiento.

Casi podemos decir que esta versión de Sabrina es una de las pocas adaptaciones de series y cine que se salva en los últimos años, donde la evidente sequía de ideas ha obligados a los equipos creativos a recurrir a remakes y reboots sin fin. Esto si es una nueva historia bien hecha, que guarda la esencia de la que todos recordamos con cariño, pero sentando nuevas bases y brillando por sí misma.

La Sabrina de los 90 era genial, única e irrepetible, y como tal, debe permanecer en el baúl de los recuerdos. En esta versión han elevado un poquito más el concepto de “serie”, tal y como viene siendo tendencia, mostrando una historia más madura, retorcida y sangrienta, que si bien no contentará a los más puristas, para nosotros ha resultado una temporada fabulosa. ¡Deseando el estreno de la segunda temporada!

Reseña Temporada 2

Pues vaya… nuestro gozo en un pozo. Lo que prometía ser una estupenda serie sobre brujería ha naufragado estrepitosamente en la segunda temporada. Puede haber pequeños spoilers, así que leer bajo vuestra propia responsabilidad lo que opinamos a continuación. No queremos alargarnos demasiado, lo cierto es que nos agotó ver esta temporada, se nos hizo de lo más pesada. En líneas generales, estas son nuestras impresiones:

  • De 9 episodios, varios con relleno, en concreto el capítulo 4, que fue infumable.
  • El final de la primera temporada adelanta una relación con las Hermanas Fatídicas que no sucede. 
  • El personaje de Salem no cobra más relevancia, es más, lo degradan a un tercer plano cuando el final de la primera temporada auguraba todo lo contrario. Solo encontraremos a un gato que ronronea y huye con la cola tiesa de felicidad. 
  • No saben qué hacer con Prudence. Sus hechos dicen una cosa, y sus palabras otra. Parece que por narices tiene que posicionarse como enemiga de Sabrina, a pesar de que salva su vida en varias ocasiones. Da la sensación de que quieren seguir el esquema de rival de instituto y no han sabido soltar el lastre.
  • El personaje de Faustus como Sumo Sacerdote, echado a perder por un abuso de argumentos machistas y basados en el patriarcado. Es cierto que en anteriores capítulos apuntaba maneras, pero la forma que han tenido de mostrarlo ha sido de lo más burda y tediosa.
  • Hablando de temas sociales, de nuevo erre que erre con el feminismo, de un modo poco elegante y recargado. De verdad, se puede luchar por la igualdad de género sin ser tan explícitos, porque lo que conseguís es justo lo contrario, que las tramas parezcan fuera de lugar y realizadas solo para aprovechar el momento social que vivimos actualmente. 
  • No dejan de lado las discapacidades y las condiciones “diferentes” en el entorno de instituto, nuevamente de una forma pobre, como si no supieran encauzarlo de forma atractiva para el espectador. 
  • Ninguna sorpresa, guion de lo más típico, y un “giro final” del que prácticamente fuimos adivinando palabra por palabra antes de que sucediera. Muchos de los nexos entre tramas resultan forzados, y aunque se intuye la culminación de los eventos de la primera temporada, no es ni mucho menos tan épico como debiera. 
  • La historia de señorita Wardwell resulta cansina después de unos cuantos episodios. 

A pesar de todo esto tiene tramas y momentos bastante interesantes, pero la mitad de la temporada está alargada de forma innecesaria, empañando todo aquello que nos dejó buen sabor de boca. 

Conclusión

La Sabrina de los 90 era genial, única e irrepetible, y como tal, debe permanecer en el baúl de los recuerdos. En esta versión han elevado un poquito más el concepto de “serie”, tal y como viene siendo tendencia, mostrando una historia más madura, retorcida y sangrienta, pero en nuestra opinión ha empeorado en este segundo arco.

La primera temporada de Sabrina fue una de las pocas adaptaciones de series y cine que se salvó en los últimos años, donde la evidente sequía de ideas obligaba a los equipos creativos a recurrir a remakes y reboots sin fin. Eso si fue una “nueva” historia bien hecha, que guardaba la esencia de la que todos recordamos con cariño, pero sentando nuevas bases y brillando por sí misma.

Sin embargo, la segunda ha sido otro cantar. Episodios muy buenos intercalados con otros de primero de carrera, como se suele decir, sin apenas gracia en ningún aspecto técnico ni argumental. ¿Nuestra recomendación? Que veáis la primera y que os penséis muy mucho si ver la segunda. 

Las escalofriantes aventuras de Sabrina

7

DIRECCIÓN

7.0/10

GUION

6.0/10

REPARTO

8.0/10

BANDA SONORA

7.0/10

DURACIÓN

7.0/10

Puntos positivos

  • Una versión más madura y oscura que la de los 90, en nuestra opinión muy acertada. Ha conseguido que logremos separarlas y no compararlas
  • Buen reparto, especialmente el femenino
  • Trama interesante y bien llevada en la T1, aspectos del mundo mágico curiosos
  • Diseño artístico y ambientación atractivos

Puntos negativos

  • El filtro de desenfoque exagerado en los 2 primeros episodios
  • La temporada 1 tiene un capítulo de relleno hacia la mitad, que aunque interesante, aporta muy poco a la trama
  • La segunda temporada cojea en muchísimos aspectos

Reviews ( 0 )

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tal vez te interesen...

x
Scroll Up