God of War (2018) | DéjenseVer | Tu web de reseñas, al golpito

God of War (2018)

Videojuego, Acción, Aventura | Min. 25 Horas
Valoración:
9.6
9.6

Ficha Técnica

  • Desarrolladora Santa Monica Studio
  • Jugado en PS4
  • Nº Jugadores 1
  • Textos Español
  • Voces Español
  • Online No
  • Fecha Reseña 16 Mayo 2018

¿De qué va?

God of War es un nuevo comienzo para Kratos. Ahora vive como un hombre, fuera de la sombra de los dioses,  y busca la soledad en unas desconocidas tierras de la mitología nórdica. En compañía de su hijo Atreus, Kratos tiene un nuevo objetivo, luchar contra las poderosas fuerzas que quieren perturbar la tranquilidad de su nueva vida y lograr sobrevivir.

Reseña

Vaya juegazo. Sin palabras, nos ha conquistado. Aunque nos ha costado muchísimo, estad tranquilos y continuad con la lectura, pues en esta reseña no haremos spoilers más allá de los que aparezcan en el tráiler o hayan sido utilizados en los elementos publicitarios.

God of War nos presenta una historia que nos atrapa desde el minuto 1, con una nueva y fascinante trama por descubrir. Es un pseudo mundo abierto, con un componente lineal muy marcado, pero desarrollado en unos escenarios tan grandes y detallados que hasta nos veíamos saturados por la cantidad de cosas pendientes que se nos iban abriendo.

Y es que en ese aspecto bebe mucho de las misiones secundarias de juegos del estilo de The Witcher 3. Nos sentábamos frente a la tele con expectativas de avanzar una hora o dos en la historia principal de Kratos y Atreus, y no dábamos dos pasos sin encontrar zonas ocultas, recados o misiones secundarias a cuál más interesante. Por supuesto tiene un nivel de secretos y coleccionables alucinantes, que hará las delicias de los completistas.

Para poder escribir esta reseña sin demorarlo demasiado en el tiempo, hemos completado la historia principal, todas las secundarias y los “recados” importantes, que no podemos desvelar, pero por suerte God of War es un juego que sigue vivo mucho después de que aparezcan los créditos finales. Después de aproximadamente 25 horas de frenetismo, todavía os quedarán ganas y fuerzas para dedicarle horas y horas a esta fantástica entrega. Valquirias, nuevos mundos, coleccionables y combates a mansalva. Y no dudéis que nosotros volveremos a Midgard.

La gran mayoría de las campañas de marketing se han valido del copy “Kratos aprendiendo a ser padre, Atreus aprendiendo a ser un Dios” para promocionar este God of War, y creemos que define perfectamente la premisa del juego, pues exploraremos aspectos de la personalidad de Kratos desconocidos hasta ahora, y nos encontraremos ante un personaje carismático e irónico. Todas y cada una de los cientos de veces que pronuncia “chico” o “correcto” las sentimos nuestras, nos permite empatizar con él desde un primer momento, sólo por el hecho de que sabemos que no las tiene todas consigo, porque ahora tiene a alguien de quien ocuparse y por quien velar.

A pesar de que llevamos 5 años esperando esta entrega de uno de los pilares de Playstation, han sabido envejecer muy bien a Kratos, manteniendo su esencia espartana (con todas las connotaciones de la palabra) pero mostrándonos alguien totalmente nuevo, tanto a nivel físico como psicológico. Nos recuerda un poco a ese último Logan, curtido y entrado en años. Y por cierto, tenemos que decir que este aspecto de Kratos nos parece de lo más acertado, el que más nos gusta hasta la fecha. Lo mismo sucede con su arma y armaduras, que podremos ir mejorando a lo largo del juego ayudándonos de un complejo sistema de runas, y que presentan unos diseños muy atractivos.

Atreus, por su parte, es un personaje increíblemente bien trabajado. En contra de lo que podríamos pensar en un primer momento, el muchacho no estorba en absoluto, más bien nos saca las castañas del fuego en varias ocasiones. Tendremos oportunidad de mejorar sus armas y equipamiento casi tanto como las de Kratos, aunque a un nivel más básico, y veremos cómo va mejorando según avanza la trama. Se convierte en un auténtico compañero de viaje. Y además tenemos que alabar a los miembros de Santa Monica Studio por la manera tan inteligente que han tenido de tratarle, tal y como iréis descubriendo a lo largo de la historia.

Otro personaje que nos parece brillante es Mimir. ¿Cómo exponer un lore tan extenso y con tantos pormenores como la mitología nórdica sin aburrir con cientos de líneas de texto, y además asegurándose de que la información llegue al jugador? Pues introducir un semi personaje, que nos irá narrando sucesos la mar de interesantes sobre los dioses y sus hazañas, que nos ayudarán a complementar lo que sabemos a través de la historia que nos muestran en God of War, apoyándonos en el diario de Atreus. Mimir tiene otro punto a su favor: hace hablar a Kratos. Le sonsaca retazos de información, de su pasado, que nos parecería fuera de lugar que contara por voluntad propia.

Además, las “conversaciones” entre él y Kratos son casi de lo mejor del juego, comentarios irónicos y puntillosos nos acompañarán de manera continua; nos sentiremos acompañados sin estarlo, a través de este personaje tan especial. Y tiene un aspecto positivo más: Cuando comienza a narrarnos alguna leyenda o aspectos del folklore, aprovechando los momentos en los que vamos navegando en la barca. Si resulta que atracamos en alguna playa antes de que termine, finalizará con coletillas tan naturales como: “Bueno, ya terminaré de contarte esta historia más tarde”, o “Recuérdame que luego siga con esto”. Nos pareció todo un acierto, pues amenizaba los paseos llenándolos de información, pero llegados a un punto donde nuestra atención tenía que focalizarse en otra cosa, se retiraba discretamente hasta la siguiente ocasión, donde comenzaba por donde lo había dejado.

Como personajes secundarios, disfrutaremos muchísimo con los dos enanos, que serán los encargados de salvaguardar la calidad de nuestro equipo, y que nos regalarán escenas memorables sobre amistad, camaradería y honor. También contamos con la bruja, a la que nos muestran casi desde el inicio del viaje, y que estará presente en muchas de las situaciones clave de la historia. Los tres están pensados para que cada uno juegue su papel, aportando pinceladas a la trama principal, pero manteniéndose en un segundo plano y permitiendo que Kratos y Atreus se luzcan durante todo el juego.

En cuando al combate, resultará tremendamente versátil. Nos alejaremos bastante del Hack ‘n’ slash o machacabotones que definía a Kratos con sus Espadas del Caos en anteriores entregas y tendremos que hacer frente a un combate más estratégico y pausado, en el que nos veremos obligados (aunque nos encantará) a colaborar con Atreus y repartirnos el mérito, al igual que a valorar nuestra manera favorita de actuar, ya sea dando prioridad al cuerpo a cuerpo o a los enfrentamientos a distancia.

La cantidad de combos y ataques que pueden añadirse y mejorarse al arsenal de ambos es sencillamente genial, dotando al juego de una experiencia muchísimo más dinámica, solo por probar cómo afecta cada ataque a los distintos enemigos disfrutaremos probando y probando. Como venimos comentando, han logrado mantener muy presente el espectáculo y la acción que destacaban en Grecia, engrandeciéndolo con una dirección cinematográfica que nos dejó boquiabiertos de principio a fin.

La cámara es uno de los mayores avances técnicos de este God Of War, y es una auténtica virguería. ¿Un videojuego realizado enteramente bajo un único plano secuencia? Hasta ahora era impensable, y lo cierto es que no vamos a ser capaces de ver los títulos a los que juguemos a continuación de la misma manera. Vamos a alejarnos durante unos días de las consolas, porque seguro que todo lo que se nos ponga delante nos va a parecer tosco en comparación con esta maravilla.

La banda sonora… Otro de sus grandísimos aciertos. Nórdica, vikinga, bárbara. Nos hace sentir cada golpe en lo más hondo, y trabaja los tempos de manera muy interesante, con unas melodías variadísimas que guardan una esencia común que las hace memorables. Casi como sudedió en su momento con El Señor de los Anillos, o por poner un ejemplo más cercano y similar, con Hellblade: Senua’s Sacrifice.

Sin embargo, tenemos tres pequeños peros que ponerle a este God Of War. Por un lado, cada enemigo tiene una única animación de remate, y para un juego tan vasto se nos ha hecho algo predecible, hubiera estado bien contar al menos con dos o tres formas de acabar con cada criatura. Por otro lado, el bestiario también se nos antojó algo escaso, un puñado de bestias en las que entran variables elementales para otorgarles otro “puntillo”. Tal vez han querido reservarse algunas para las entregas posteriores, así que esto tampoco nos preocupa en sobremanera.

Y por último, la animación de la barca sobre el agua resulta ligeramente fuera de lugar teniendo en cuenta el alto nivel de realismo y de interactuación del resto de elementos gráficos. Que no hablamos de transportar a dos cualquiera, un enorme Kratos con su armadura, y su hijo con sus enseres, no es algo que pese poco. Pero claro, si tenemos en cuenta la cantidad de agua que hay en el juego, y de que no tendremos ninguna pantalla de carga ni cambio de plano… pues oye, lo damos por bueno.

Como veis, son aspectos mínimos, pequeños detalles que no empañaron en absoluto nuestra experiencia. Después de títulos como Uncharted: El desenlace del Ladrón u Horizon: Zero Dawn con su expasión Frozen Wilds, no podrían haber elegido mejor momento para traer de vuelta a Kratos.

Y hasta aquí podemos contar. El juego tiene varias grandes sorpresas que nos encantaron, y que han hecho que merezca la pena todo el desarrollo de la trama, dándole sentido y continuidad para futuras entregas.

Como dato importante, existe un final “verdadero” al que podréis acceder regresando a casa después de haber finalizado la trama principal, en cualquier momento después de los créditos. Os aconsejamos que no os lo perdáis, porque no tiene desperdicio.

Conclusión

Esta entrega de God of War solo puede definirse con tres palabras: Impecable, ambicioso y contundente. Nos maravillaremos ante cada nuevo escenario, y sentiremos en las mismas entrañas cada golpe. Han conseguido redefinir por completo el concepto de la saga, pero manteniéndose fieles al espíritu que nos conquistó a todos hace tantos años.

God of War

9.6

Jugabilidad

10.0/10

Gráficos / Diseño Artístico

9.0/10

Sonido

10.0/10

Innovación

9.0/10

Duración

10.0/10

Puntos positivos

  • El mejor Kratos hasta la fecha
  • Nuestro miedo de que Atreus fuera un lastre se disipó enseguida
  • El plano secuencia completo en el que está construido
  • Un portento en diseño artístico
  • La ambientación en la cultura nórdica le queda genial

Puntos negativos

  • Falta de variedad en el bestiario
  • Hubiera estado bien más opciones de remate por enemigo
  • Tener que esperar AAAAÑOS por la siguiente entrega XD
DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 1 )

  • jose maria Roca mena 26 / 05 / 2018 Responder

    Me ha gustado la review, me “dejare ver” mas por aqui xDD

      • Déjense Ver
        Déjense Ver 26 / 05 / 2018 Responder

        ¡Qué bien que te haya gustado! Estaremos encantados de verte por aquí 😀 Si quieres pásate por la página de inicio, hablamos de más géneros además de videojuegos, tal vez alguno te interese.

      • Marco 26 / 05 / 2018 Responder

        Exelente analisis de gamers para gamers 👍👍👍👍👍

          • Déjense Ver
            Déjense Ver 26 / 05 / 2018 Responder

            Muchísimas gracias! Comentarios como este nos animan a seguir escribiendo reseñas 😀

          Deja un comentario

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

          x
          Scroll Up