El despertar de la Sirena (Carolina Andújar) | DéjenseVer

El Despertar de la Sirena (2018)

Novela, Juvenil | 155 Págs.
Valoración:
6.6
6.6

Ficha Técnica

  • Autora Carolina Andújar
  • Nº de Páginas 155
  • Editorial ELLAS de Montena
  • Género Ficción, Literatura Juvenil
  • Idioma Castellano
  • ISBN 9788490439289
  • Fecha Reseña 13 Julio 2018

¿De qué va?

El mar está lleno de peligros. Algunos son conocidos por el hombre… y otros no. Han pasado trescientos años desde la última vez que Jūratė, la sirena maldita, surcó las aguas del mar Báltico. Ya es hora de que regrese a la superficie en busca de un nuevo amor.

Reseña

Encontramos este pequeño libro hace unos meses; nos llamó muchísimo su diseño de portada, y sobre todo, su tacto. Las sirenas son la criatura mitológica favorita de Eva, así que siempre estamos atentos a alguna curiosidad de este estilo. No conocíamos a la autora, así que nos animamos a introducirnos en su obra con El Despertar de La Sirena, ambientada en Finlandia, otro punto a favor.

Es una novela muy ligera, de apenas 150 páginas, cuya mayor virtud se encuentra en la estética. Al comenzar los primeros párrafos, una noche hace varios días, nos dimos cuenta de que la narrativa nos parecía en exceso sobrecargada, plagada de adjetivos y adverbios no siempre necesarios, y frases construidas de una forma rimbombante. Nos vimos obligados a aparcar la lectura sin haber pasado más que una docena de hojas, pensando que nos encontrábamos cansados y que no era buen momento. Ese mismo fin de semana la retomamos en un ambiente mucho más adecuado: tomando el sol en la terraza. Nos siguió dando la misma impresión, pero en esta ocasión parecía que la lectura fluía de forma más clara, así que lo terminamos de una sentada, en apenas unas horas.

El despertar de la Sirena tiene la estructura típica de un cuento, incluso de una historia romántica clásica. Sin embargo, sentimos que podría haberse escrito en 50 o 60 páginas menos, debido a lo elaborado de su prosa. O bien, utilizar unas decenas más para permitirse profundizar en la historia tal y como debiera. En ocasiones nos parecía que pasajes verdaderamente impresionantes o frases memorables, se desdibujaban entre el resto de los párrafos, perdiendo parte de su fuerza.

No nos hablará solo de amor, sino de traiciones, infortunios y sacrificios, y sobre todo, de la inocencia y la pureza del alma. Por supuesto, el personaje más interesante es el de Jūratė, la sirena maldita, en la que apreciamos una notable evolución; la reina del mar ha vivido durante muchos siglos, alimentándose de sus consortes humanos cada 300 años, y ha llegado el momento de emerger de nuevo a la superficie.

Comienza como un inocente romance, y nos hubiera encantado que siguiera por esos derroteros, ya que prometía ser algo sencillo, bonito. Sin embargo, en el último tercio del libro la trama da un giro, que en nuestra opinión no encaja del todo con el resto de lo que nos han presentado, al menos con los ingredientes tan naturales con los que parecíamos estar trabajando. Como si la autora de repente, de una página a otra, hubiera decidido otro destino para sus personajes. Tal vez es uno de sus rasgos característicos, lo desconocemos.

Ese giro convierte en ligeramente imprevisible algo que no nos importaba que fuera predecible, pero en lugar de acrecentar el interés, nos sacó de la trama por completo. La leyenda de la sirena está bien trabajada y documentada, así como varias alusiones a sucesos del pasado que nos resultaron interesantes, pero la manera de construir la historia a su alrededor no termina de despegar. Los personajes evolucionan de manera tan abrupta como la trama, mostrándose inocentes y dóciles un momento, y rebeldes al siguiente. No lo sentimos como un cambio de carácter provocado por lo que sucede, sino que obedece a otros motivos.

Todo esto no quita que sea una buena lectura para las tardes de playa o piscina, pero lo cierto es que su apartado gráfico supera con creces a la solidez de lo que Carolina Andújar nos quiere contar en El Despertar de la Sirena.

Conclusión

En definitiva, o bien le sobran páginas para hacer un cuento más humilde y espontáneo, o le faltan unas cuantas, para desarrollar la historia de manera coherente y completa, sin que sintamos que vamos demasiado rápido.

El Despertar de la Sirena

El Despertar de la Sirena
6.6

Edición

8.0 /10

Diseño Gráfico

8.0 /10

Narrativa

5.5 /10

Extensión

5.0 /10

Puntos positivos

  • Un diseño gráfico y una edición muy cuidadas y llamativas
  • Jurate resulta un personaje interesante

Puntos negativos

  • Narrativa con cierta sensación de relleno
  • Le falta trama para desarrollar la historia de la manera en la que se presenta

Extra: La leyenda de Jurate y Kastytis

Esta leyenda la encontramos en los tiempos en que Perkunas era aún el principal dios regente. Perkunas era el dios del trueno báltico predominante, una de las deidades más importantes del panteón báltico. Tanto en la mitología lituana como en la letona, está documentado como el dios del trueno, la lluvia, las montañas, los robles y el cielo.

En el punto más profundo del Mar Báltico, una bella diosa (a veces descrita como sirena u ondina) Jurate vivía en un hermoso y fascinante castillo hecho completamente del brillante ámbar dorado. Mientras que en las costas del Mar Báltico (en la ciudad de Šventoji al norte de Palanga), no lejos del castillo de la diosa, un joven y hermoso pescador llamado Kastytis vivía en una choza pobre y se ganaba la vida pescando.

Jurate gobernaba el mar y toda la vida marina. Todas y cada una de las criaturas marinas no eran simplemente sus súbditos, sino sus verdaderos amigos. Jurate sabía que la gente los estaba matando para sobrevivir y aunque la destruía desde adentro, no había nada que se pudiera hacer. Mucha gente comerciaba en el mar, confiando y sobreviviendo solo debido a la bondad de Jurate, pero uno de ellos era conocido por ser extremadamente activo. Un joven pescador llamado Kastytis continuamente perturbaba la paz en su reino al capturar grandes cantidades de peces. Un día, Kastytis no había tenido éxito en su área habitual y decidió nadar cerca del castillo de la hermosa diosa, a pesar de las restricciones existentes que su pueblo respetó durante siglos.

La ira de Jurate no tenía límites. El insolente pescador tenía que ser castigado para restaurar la paz, por lo que Jurate envió sus sirenas al pescador con una advertencia de no mutilar el agua en sus dominios ni destruir sus peces. Pero esto no tuvo ningún efecto. Kastytis estaba desesperado y era audaz: no sucumbió ni a la conspiración de las sirenas ni a sus tentaciones.

La hermosa Jurate no pensaba rendirse ante un simple mortal que ni siquiera tenía un ligero temor de la ira de los dioses. La decisión fue tomada de inmediato. Jurate decidió ver a esa persona tan desesperada e intrépida y fue a la superficie del mar. Tan pronto como Jurate vio al guapo Kastytis, ella fue sometida por su masculinidad y gloriosas canciones, él cantaba para entretenerse durante el trabajo. Al escuchar estas magníficas canciones, todo lo que antes era importante para Jurate había perdido el sentido. No temía que otros dioses nunca aceptasen su decisión. Ella no temía perder todo lo que tenía. Olvidó que al ser inmortal nunca podría disfrutar de la corta pero increíble felicidad humana.

Jurate lo llevo a su maravilloso castillo de ámbar, donde compartieron días y noches disfrutando de su compañía y amor, sin interesarse por el tiempo. Desafortunadamente, su felicidad fue interrumpida muy pronto. En muy poco tiempo, el riguroso y cruel dios gobernante Perkunas supo que la diosa se permitía una terrible libertad. Involucrarse en una relación con un simple mortal era imperdonable. Con un rayo, Perkunas mató Kastytis, destruyó el castillo de ámbar de Jurate y la hermosa diosa fue atada con cadenas de oro y confinada a los restos de su palacio para siempre.

Han pasado muchos siglos, pero se cree que la diosa aún sufre la pérdida de su amado. Todos los días mira el cuerpo sin aliento de Kastytis y derrama amargas lágrimas de ámbar. Cuando la diosa comienza a llorar, el mar comienza a agitarse, una tormenta golpea y estas “lágrimas de desesperación”, lágrimas de un amor feliz, pero tan breve, se lavan en la orilla, por lo que la gente siempre recordará lo fuerte que es el amor.

El origen natural es que hace millones de años esta zona estaba toda sobre el nivel del mar y era un bosque gigantesco de pinos, llegaba desde las costas de la actual Suecia hasta Polonia y Lituania, ocupando así miles de kilómetros cuadrados. Estos pinos se murieron porque supuraban toda la savia de la planta, vertiéndola sobre el suelo hasta secarse. Este terreno se sumergió y quedó bajo el mar, convirtiéndose en lo que es hoy en día. Al estar a mucha profundidad y bajo la tierra, la presión ejercida sobre esta savia la solidificó hasta convertirla en ámbar,  que es una piedra semi-preciosa de origen vegetal. Todos los depósitos de ámbar están bajo tierra y sobre todo bajo el mar, por eso salen a flote desde el mar, cuando el terreno se rompe y flotan hasta las costas donde son recogidos.

Fuente: Nammu y Luylu

Déjense Ver

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tal vez te interesen...

x
Scroll Up