Black Mirror (2011) | DéjenseVer | Tu web de reseñas, al golpito

Black Mirror (2011)

Serie, Ciencia ficción, Sátira | 50 Min - 18 Episodios + 1 Especial de Navidad
Valoración:
8.4
8.4

Ficha Técnica

  • Dirección Varios
  • Reparto Varios
  • Productora Channel 4 - Netflix - Zeppotron
  • Género Ciencia ficción, Sátira
  • País Reino Unido
  • Idioma Castellano

¿De qué va?

En formato de episodios auto conclusivos, Black Mirror, nos muestran el impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad, planteándonos unos futuros en los que la humanidad viviría de un modo dependiente de las innovaciones, que se han ido implantando en nuestro día a día.

Nos hacen ver los peligros que podrían entrañar los avances científicos y tecnológicos en caso de ser llevados a ciertos extremos, donde inevitablemente el espectador, hará comparaciones con nuestra actual sociedad e inevitablemente nos preguntaremos ¿hacia dónde nos dirigimos?

Reseña

Black Mirror trabaja sobre el tema tecnológico ambientado en un futuro más o menos cercano, y sus consecuencias en la sociedad. Se trata de una serie trasgresora y atrevida, cuyos planteamientos dan verdadero miedo y mucho de qué hablar, pues vemos totalmente posible que la humanidad se encamine irremediablemente hacia varias de sus propuestas.

El hecho de que las temporadas sean cortas, de 3 o 6 episodios, fomenta el reposo de la historia y el posterior debate, creemos que es el formato más acertado para una trama tan compleja. Como ocurre con todas las series, siempre hay episodios que destacan y otros que se quedan a medio camino, pero en general creemos que tiene un nivel muy alto, tanto en lo que respecta a apartado técnico como argumental.

Al ser capítulos independientes, con historias y protagonistas únicos, pueden sacarse moralejas por separado, y es así como presentamos esta reseña, dividida en temporadas por episodios.

Temporada 1

1×01 – El himno nacional

En este primer episodio de Black Mirror se analiza el poder que tienen las herramientas digitales como YouTube. Las redes sociales han cambiado el mundo, y las personas han cambiado con él. Aparentemente, esta trama, trata de si una persona debería realizar un acto tan grotesco con tal de salvar una vida, pero va más allá.

Estamos ante una brutal crítica a nuestra sociedad, ubicándonos en una situación donde ocurrirá un evento fácilmente tachado de sádico y grotesco, que va a ser transmitido en directo por la plataforma, y como no, por la prensa en las televisiones de todo el mundo.

Todos tenemos la libertad para ver o cerrar la ventana del explorador web y apagar la pantalla o la TV. ¿Tú qué harías?

1×02 – 15 millones de méritos

En este capítulo encontraremos una sátira sobre los programas de entretenimiento y la búsqueda de nuestra distracción y adicción a las pantallas e interfaces, a través de las vivencias de un chico en una sociedad futura.

Veremos a personas recluidas en un centro que se encuentra organizado en celdas, en que su mayor cometido diario es pedalear sobre una bicicleta estática con el fin de proporcionar energía a su entorno.

Con su labor ganan un tipo de puntuación (méritos) que sería el equivalente a unas divisas, pudiendo así afrontar los gastos del día a día donde todo se rige por los “méritos”. Pero el objetivo de cada uno, lo que los hace pedalear sin parar es… salir de ahí.

1×03 – Tu historia completa

“Wearable”. Sobre esto va su trama. Son dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte de nuestro cuerpo. Hoy en día ya se está implementando su uso en nuestra vida diaria, en los smartwatch o pulseras que controlan nuestro estado de salud.

En una realidad alternativa donde la mayoría tiene un “chip” detrás de su oreja, permite que todo lo que vean y escuchen quede registrado. Con esto lo que consiguen es que sus recuerdos pueden reproducirse, ya sea delante de otra persona o en una pantalla.

En este episodio de Black Mirror se busca la reflexión sobre la importancia de sus usos, y las consecuencias que acarrea esta herramienta, que, aunque podría facilitar la vida del usuario, también podría ser todo lo contrario.

Temporada 2

2×01 – Vuelvo enseguida

Martha y Ash son una joven pareja que se muda a una casa aislada en el campo. Ash es un adicto a las redes sociales y comprueba constantemente su teléfono, pero muere solo un día después de comenzar su nueva vida, en un accidente de tráfico. En el funeral le hablan a Martha de un nuevo servicio online, que permite a las personas mantenerse en contacto con los difuntos. Mediante el uso de todas sus conversaciones anteriores online y sus perfiles en las redes sociales, un nuevo “Ash” puede crearse de forma virtual.

La intención del episodio es la reflexión sobre la forma en que las personas se comunican a través de las redes sociales, mostrando continuamente estados de ánimo o pensamientos contrarios a los que tienen en la vida real. También nos habla sobre la adicción y la dependencia que pueden acarrear. Según Charlie Brooker, el episodio responde a la pregunta “¿Te imaginas que una vez muerto, tu Twitter o Facebook se actualizarán solos? ¿y si existiera un software que imitara tu personalidad?

2×02 – Oso blanco

Victoria despierta en un dormitorio, sentada en una silla sin poder recordar nada de su vida. Asume como propios los elementos que encuentra en la habitación. Al salir de la casa, se percata de que muchísimas personas están grabándola con sus teléfonos móviles. Evidentemente, pide explicaciones a gritos, y encuentra ayuda en Jem, que le cuenta de la existencia de un transmisor llamado White Beard, que convierte a la población en mirones que únicamente saben grabar todo cuanto les rodea.

Este episodio refleja, de manera satírica, cómo el espectador busca el entretenimiento puro, facilitado por los medios de comunicación, que utilizan el morbo sin contemplaciones. También nos hace preguntarnos hasta qué punto un castigo humillante y tortuoso puede considerarse justicia para según qué crímenes.

2×03 – El momento Waldo

Jamie Salter es un comediante fracasado que interpreta la voz y los movimientos de un oso animado azul llamado Waldo, que realiza entrevistas a políticos y otros personajes de actualidad, fingiendo estar orientadas a un público infantil, pero realmente pertenecen a un late-night cómico de actualidad. El oso Waldo es muy popular entre el público británico y se aprueba un episodio piloto para su propia serie televisiva. Sin embargo, a pesar del éxito de su personaje, Jamie se siente deprimido e insatisfecho con su vida.

Este capítulo se considera el peor de la serie hasta el momento, por su argumento menos profundo y su crítica ligera. Sin embargo, alguno tiene que ser peor que los demás, así que no nos parece un punto negativo, y además, a nosotros nos llegó su mensaje.

El momento Waldo representa los ideales que han ido creándose en el mundo con los movimientos civiles. La gente esta tan cansada de la sociedad y los políticos que acaban creyendo que un dibujo animado puede llegar a representarles, porque dentro de lo malo, es sincero. No puede faltar los momentos de “Todo por la audiencia”, olvidándose del respeto y los valores.

Especial de Navidad

Blanca Navidad

Este capítulo especial de Black Mirror se retransmitió por Navidad, con una duración de 73 minutos, donde la trama está formada por 3 historias paralelas.

Nos presentan una sociedad avanzada, donde los ciudadanos portan un dispositivo de realidad aumentada a modo de lentillas, a través del que pueden acceder a internet, con funciones similares a las de un Smartphone.

En lo que respecta al concepto, Black Mirror vuelve a mostrarnos qué pasaría si abusamos de los avances tecnológicos y dejamos que dominen nuestra vida por completo. Es uno de los capítulos más impactantes de la saga, con cierto aire a “El fantasma de las Navidades pasadas” y demás tramas navideñas con moraleja, al estar dividido en tres historias, de las que hablamos un poquito más en Spoiler.

Spoiler

La primera historia nos muestra a Matt Trent manteniendo una conversación con Joe Potter el día de Navidad. Parecen estar aislados en una cabaña, en la montaña nevada, por haber cometido algún tipo de delito, que veremos desarrollado a lo largo de la trama. La consecuencia directa de este acto es que la mujer de Matt le “bloquea” a través de su dispositivo “Ojo Z”, dejando de verle y escucharle, observando únicamente una mancha borrosa y grisácea en su lugar, dándonos a entender el tremendo poder que podría tener un dispositivo así, de existir en la actualidad. Anularíamos a alguien por completo de nuestra vida. Por completo.

En la segunda historia, Greta, una chica rica y caprichosa se somete a una operación para que le sea extraída una réplica exacta de su conciencia, introduciéndola en otro dispositivo interactivo: una caja con 4 paredes blancas. Comenzamos a ver el típico dilema moral, en el que la conciencia no puede asumir “no ser la persona real”, y cómo eso va alterando la vida de ambas.

Durante la tercera historia se retoma el dispositivo de Ojo – Z, esta vez de manos de Joe. Aquí ya vamos percibiendo que la conversación entre ambos protagonistas, que se ha ido alternando a lo largo de todo el largometraje, tiene un fin.

[collapse]

Temporada 3

3×01 – Caída en picado (Nosedive)

En este capítulo nos muestra cómo sería la sociedad si para todo existiese un rating de calificaciones basado en estrellas, en el que todos podemos interferir, y que cambiarán la calificación de las personas de nuestro alrededor, logrando que puedan acceder a ciertos servicios, eventos o prestaciones, o que por el contrario tengan que renunciar a ellos. Nos plantea, a través de los habitantes obsesionados con su imagen pública, el dilema de si nos comportaríamos de la misma manera o si cambiaríamos nuestra forma de actuar para conseguir una mejor valoración

¿Somos tan hipócritas como para transformar a las personas en un valor numérico? Por supuesto, ya lo estamos haciendo, sabemos perfectamente que hay gente que vive para los likes de Facebook o Instagram. Que cada día invierten su tiempo en la mejor foto o la mejor frase motivacional para ser retwitteados, en lugar de disfrutar de lo que tienen frente a sus narices.

3×02 – Partida (Playtest)

Playtest podría considerarse en cierta forma un capítulo de terror tecnológico, inspirado en el mundo de los videojuegos. Un joven amante de la adrenalina se atreve a probar un videojuego tan avanzado que puede resultar aterrador, según le cuentan los propios miembros de la compañía, dando un consentimiento médico por adelantado, que no augura nada bueno.

¿Nos atrevemos a jugar con el cerebro aún sin entenderlo? Si, mientras haya una industria que se lleve los billetes y gente dispuesta a probar, ¿Por qué no? ¿Qué más da que los sujetos de pruebas mueran, o queden vegetales?

3×03 – Cállate y Baila (Shut up and Dance)

El chantaje online es un recurso tremendamente utilizado en nuestros días, en los más diversos ámbitos. De esto trata Shut up and Dance, donde un joven de 19 años se verá obligado a colaborar con un extraño que le chantajea con unos supuestos vídeos comprometedores, y en base a ellos se desarrollará una trama que conectará las vidas de ambos protagonistas.

¿Haríamos cualquier cosa para ocultar nuestros secretos? Realmente estamos tan influenciados por la imagen que damos al exterior que somos capaces de quedar atrapados en una enorme bola de nieve, en lugar de reconocer nuestro fallo o defecto.

3×04 – San Junipero

Este capítulo ha recibido varios premios, y no nos extraña en absoluto, es brillante. A diferencia del resto de episodios de Black Mirror, en este caso viajamos al pasado, concretamente a 1987. Ambientado en San Junípero, un destino vacacional escogido por los amantes del descanso, el sol, el surf y el sexo. Dos jóvenes chicas llegan a San Junípero, pero no saben que su pequeña escapada les supondrá un enorme cambio en sus vidas.

¿Seguimos deseando la inmortalidad? ¿Defenderíamos la eutanasia bajo toda circunstancia? Esta historia realmente fue la más bonita, la que apuntaba a un futuro mejor para todas aquellas personas que no pudieron disfrutar de su vida por algún accidente o enfermedad crónica. Pero siempre está la otra visión, la inmoralidad de creerse dueños del “más allá”, y convertirlo en una enorme sala de servidores, con millones de luces, de vidas, parpadeando en una existencia falsa.

3×05 – El arte de matar (Men against Fire)

En Men Against Fire, dos miembros del ejército protegen a los habitantes de una aldea de la invasión de mutantes salvajes, con el añadido de contar entre sus filas con un poderoso aliado: la tecnología.

Brooker quiere colocarnos en la piel de Stripe, un supersoldado, una persona incompleta, en parte deshumanizado con implantes tecnológicos bajo la piel. Este capítulo trabaja sobre la vieja idea de que la guerra necesita a soldados que ni piensen ni sientan, soldados que obedezcan las órdenes sin rechistar. La intención de este episodio es que descubramos la verdad a medida que Stripe la descubre. ¿Qué encontraremos?

3×06 – Odio Nacional (Hated in the Nation)

Hated in the Nation, capítulo broche para esta tercera temporada de Black Mirror, tiene lugar en el Londres del futuro. Dos detectives investigan varias muertes con algo en común: Una extraña y siniestra conexión con las redes sociales. Siendo una más tradicional y la otra experta en nuevas tecnologías, formarán un interesante tándem.

Odio Nacional es el mejor capítulo de la temporada, que da un enorme bofetón sin mano a todos aquellos que se esconden tras sus pantallas y ejercen su supuesta libertad de expresión, consiguiendo que otras personas caigan en depresión, pierdan su puesto de trabajo o incluso su propia vida. Internet no tiene consecuencias, puedes desear la muerte de otro mientras te zampas una hamburguesa dejando granos de sésamo en el teclado. Y mientras, la persona objeto de tus comentarios se dirige a la bañera y coge prestada la cuchilla de su padre. Y tú te limpias el kétchup.

Algo que nos ha encantado de este episodio, es que las escenas finales se rodaron en nuestra isla, Gran Canaria. Nos sentimos orgullosos de ver nuestro querido municipio de Tejeda en esta serie de tanto renombre.

Temporada 4

4×01 – U.S.S. Callister

En este capítulo han roto totalmente con la estética y el concepto a los que Black Mirror nos tiene acostumbrados. Creemos que es bastante arriesgado comenzar así la nueva temporada, y lo cierto es que nos ha parecido de los episodios más curiosos de la serie, pero a la vez de los más flojos de la temporada. Recicla recursos ya vistos en el especial White Christmas, recurriendo al mismo concepto pero en otro contexto.

Igual que sucede en San Junípero, nos cambia totalmente el registro, trasladándonos a una nave bastante parecida a la Enterprise de Star Trek, la U.S.S. Callister. Nos parece genial que hayan hecho el símil, funciona como un reclamo friki, aunque probablemente por cuestiones de licencia tuvieron que modificar algunos aspectos. La nave y su entorno forman parte de un juego personalizado que Daley ha creado para sí mismo, con un fin bastante perverso.

4×02 – Arkangel

Rosemarie es una madre muy sobreprotectora, sobre todo después de que su hija Sarah se le escapara durante unos minutos en el parque. Decide implantarle un microchip, Arkangel, que le permite controlar sus constantes vitales y saber donde está en todo momento mediante una Tablet. Además, controla todo aquello que Sarah ve y siente, y puede decidir si censura escenas violentas o incómodas con un molesto pixelado, evitando que se vea expuesta a ellas.

La pregunta clave es ¿Estamos sobreprotegiendo demasiado a los niños de esta generación? Arkangel es de esos episodios tan posibles que dan miedo. Las madres y padres deberán elegir entre saber que sus hijos están a salvo a costa de invadir absolutamente su intimidad, o dejarles crecer de manera natural. De lo contrario, es posible que los estímulos lleguen en momentos inadecuados, y puedan ser causa de problemas mucho mayores en los niños que si les hubiéramos dejado experimentarlos en su momento.

Un capítulo sorprendente, dirigido por Jodie Foster, que desde luego nos parece magnífico.

4×03 – Crocodile (Cocodrilo)

Mia se ve envuelta en un crimen de manera accidental. El chico que la acompaña, que conduce el vehículo, atropella un ciclista y la convence para deshacerse del cadáver. Esta experiencia podría convertirse en una pesadilla, porque en este capítulo de Black Mirror, las aseguradoras cuentan con dispositivos para acceder a los recuerdos.

Creemos que el dispositivo en cuestión es bastante cutre, más propio de los 80 que de la tecnología puntera que suelen mostrar en la serie. No comprendimos el motivo de esta elección, cuando va acompañado de un pequeño implante, por cierto, idéntico al del episodio U.S.S. Callister.

También vemos similitudes con el episodio de la tercera temporada, Shut Up And Dance, en el que la pregunta clave también era ¿Haríamos cualquier cosa para ocultar nuestros secretos?  En este caso, ¿Hasta dónde está dispuesta a llegar Mia para mantener en secreto su complicidad? Cumple totalmente con el perfil de alguien que va cavándose un hoyo cada vez más grande, y del que no sabe salir. Pero el karma existe.

No sabemos el motivo del título de este episodio, nuestra teoría es que hace referencia a las “lágrimas de cocodrilo” de la protagonista, (en casi todos los posters promocionales aparece llorando) lágrimas relativamente falsas, pues los actos que comete eran fácilmente evitables, pero entonces el capítulo tal vez podría haberse llamado “crocodile tears”. Otra de nuestras teorías es que en el medio natural, los cocodrilos atrapan a su presa y no la sueltan, tal y como le sucede a la protagonista con el accidente, se ve continuamente atrapada por él.

4×04 – Hang the DJ

Otro de los capítulos estrella de la temporada, en el que las personas viven de acuerdo al “sistema” una aplicación de emparejamientos, que funciona en base al ensayo y error en las relaciones hasta encontrar a la pareja perfecta. Por supuesto, nadie puede elegir sus propios rollos ni noviazgos, pues el dispositivo está absolutamente automatizado y preparado para encontrar a la persona ideal.

Veremos en los protagonistas el “alivio” de no tener que decidir cuando acaba una relación en la que no estás a gusto, pero también el tedio de convivir con alguien a quien no soportas hasta que el dispositivo dicte el final de la relación. Un episodio que da mucho en lo que pensar, y que nos ha parecido de los mejores de la serie en su conjunto, a pesar de que la premisa de “emparejamiento digital” ya se ha utilizado bastante, sobre todo en el género distópico.

4×05 – Metalhead

Una lástima de episodio. Nos presentan un capítulo en blanco y negro (probablemente por la gran cantidad de sangre que aparece en él), cuyo inicio nos recuerda mucho al de Handmaid’s Tale. Dirigido por David Slade, seremos testigos de un aparente mundo postapocalíptico, donde una mujer lucha desesperadamente por sobrevivir a los “perros robots”, cuya misión parece ser exterminar a la raza humana.

Como historia de intriga futurista, está genial. Pero como capítulo de Black Mirror, lo sentimos, pero no. ¿Dónde está la gran pregunta? ¿Cuál es la crítica social? Pueden sacarse varias teorías, pero el final no nos aporta ni una pequeña pista sobre la cual encaminar nuestros debates, ni deja en claro cuál es el camino que tomó el equipo de dirección al desarrollar esta propuesta.

4×06 – Black Museum

En medio del desierto australiano, una mujer decide parar a recargar su coche en una gasolinera. Aprovecha para visitar un peculiar museo de los horrores, donde el propietario le hará un escalofriante tour guiado sobre las reliquias que expone.

Recomendamos ver este capítulo el último, pues hay varios guiños a los anteriores. Nos recordó al episodio especial White Christmas, con un desarrollo muy trabajado, presentando diferentes historias con varios giros de guion y un desenlace sorprendente. También lo contamos como uno de los mejores capítulos de Black Mirror. Digamos que funciona como nexo entre algunas de las historias anteriormente presentadas y con referencias a episodios de otras temporadas. Además, el equipo de producción de la serie ha dejado caer en alguna ocasión que les gustaría realizar segundas partes de determinados capítulos, por lo que necesitan algún punto de partida en común.

Conclusión

Black Mirror tiene un terreno muy amplio en el que jugar, y han hecho pleno. Nos acercan a un futuro tan posible que da verdadero miedo. Al terminar cada capítulo no puedes sentir otra cosa que inquietud, una inquietud visceral que funciona casi como una revelación.

Black Mirror

Black Mirror
8.4

Dirección

9.0 /10

Guion

9.0 /10

Reparto

9.0 /10

Banda Sonora

7.0 /10

Duración

8.0 /10

Puntos positivos

  • Trata temas de interés social muy variados
  • Muchos de los episodios los vemos como una realidad posible
  • Casi siempre su factura técnica mantiene el nivel

Puntos negativos

  • La temática de algunos episodios no es tan atractiva como el resto
  • Algunos capítulos son tan interesantes que se hacen cortos y nos gustaría seguir con esa trama
DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x
Scroll Up