Aquaman (2018) | DéjenseVer | Reseñas, al golpito

Aquaman (2018)

Cine, Superhéroes | 139 Min
Valoración:
5.7
5.7

Ficha Técnica

  • Dirección James Wan
  • Reparto Jason Momoa, Amber Heard, Patrick Wilson, Willem Dafoe, Nicole Kidman, Yahya Abdul-Mateen II, Temuera Morrison, Dolph Lundgren, Michael Beach, Ludi Lin, Graham McTavish, Patrick Cox, Randall Park, Djimon Hounsou, Leigh Whannell, Sophia Forrest, Natalia Safran, Tahlia Jade Holt
  • Productora DC Comics - DC Entertainment - Warner Bros.
  • Género Superhéroes, Acción
  • País Estados Unidos
  • Idioma Castellano
  • Fecha Reseña 24 Diciembre 2018

¿De qué va?

Warner Bros Pictures y el director James Wan traen la nueva aventura de DC, que expande y explora el vasto universo del reino de los siete mares. Aquaman está protagonizada por Jason Momoa, y revela los orígenes del mitad humano y mitad atlante Arthur Curry, embarcándolo en un viaje que cambiará por completo su vida. Uno que no solo lo forzará a descubrir quién es realmente sino que también si es digno de ser o no un rey. 

Reseña

Otra decepción más de la mano de DC… de verdad, seguimos sin creernos que desde la trilogía de Nolan no haya una película de esta gran compañía que nos haya terminado de llenar, con excepción de Wonder Woman, que nos pareció notable.

Aquaman siempre ha sido uno de los superhéroes más vapuleados, con bromas constantes a sus habilidades fuera del medio marino, y la verdad es que la idea de una película donde renovaran su identidad (con un pequeño adelanto en Liga de la Justicia) y modernizaran sus poderes nos parecía de lo más atractiva, además de contar con un reparto bastante contundente. Le teníamos ganas, y una vez más, hemos salido desilusionados. Fue la última película de nuestro triplete de este fin de semana, y si bien sabíamos que Spider-Man: Un nuevo universo era difícil de superar, y Mary Poppins nos había encandilado, aun entramos a la sala con esperanzas.

Todavía no llegamos a entender por qué se empeñan en crear una amalgama de estilos, queriendo enfatizar el toque oscuro, pero añadiendo aspectos cómicos claramente influenciados por la competencia, resultando en un batiburrillo del que apenas se puede sacar nada.

A Aquaman le sobra más de media hora de metraje teniendo en cuenta el desarrollo del guion que nos presentan, y eso ya es decir. Cuando faltaban aun 40 minutos para que finalizara, ya sabíamos absolutamente todo lo que iba a pasar. Ahora va aquí, y pasa esto, y luego aquello para que pueda suceder lo otro, y créditos. Y tal cual, no hay ni una sorpresa, nada nuevo, nada que no fuera predecible aun sin ver los trailers. Y la escena postcréditos… más sosa imposible.

Sin embargo, la presentación está bastante bien, un arco inicial que promete y sienta unas bases coherentes, pero el resto nos pareció puro relleno, excepto dos o tres escenas muy potentes a nivel visual. No pasa nada, sentimos que todo está preparado para el pelo al viento de Momoa. Eso si, Jason se lo ha pasado pipa con esta película, si hay algo destacable es su actuación, porque si no se desmorona todo a pedazos, es por él y por el buen rollo que transmite; él y Mera han logrado una buena química, en nuestra opinión.

Hablando de Mera, también es un personaje complicado en estética, pues la relación con Ariel, la Sirenita, es obvia e inevitable. Creemos que el estilo de peinado escogido no le ha favorecido, un rojo demasiado intenso que no ha quedado en absoluto natural. Y, ¿no hay más actrices de doblaje para una pelirroja sin ser Graciela Molina, que ya dobló a Mary Jane en el Spiderman de Tobey Mcguire, entre otros personajes? Su trabajo es notable, como siempre, pero la elección nos resultó demasiado obvia.

Hasta ahora, en las últimas adaptaciones de este universo cinematográfico de DC, no hemos encontrado un villano destacable a pesar de su gran repertorio, sigue siendo su talón de Aquiles, y este caso no es menos. Los villanos de Aquaman tienen las mismas motivaciones simplistas de siempre. Venganza, celos y dominar el mundo mundial, aunque sea subacuático. No vemos un trabajo de construcción de personajes que lo eleve un escalón por encima de lo evidente.

A nivel técnico, una de las cosas que más temíamos era de que la física bajo el agua fuera desastrosa, y mira, ahí casi que no podemos quejarnos. Un excelente trabajo de CGI con el pelo suelto de los personajes, quedaba muy bien en pantalla (sin embargo, decidieron mantener a varios con el pelo corto o recogido, cortando el efecto). Esto, unido al diseño de escenarios, logra que el conjunto luzca bastante, al menos hasta el momento de la “batalla final”, donde vuelve a pecar de lo mismo que el resto de películas anteriores: hay demasiado ruido en pantalla, demasiado CGI y la misma paleta de colores de siempre, que no aporta ni crea elementos de interés. Todo es tan confuso que el trabajo anterior ya no destaca en absoluto.

Otro de los aspectos peliagudos era cómo iban a resolver el tema de la comunicación entre personajes. Teniendo en cuenta que se desarrolla bajo el mar, lo lógico sería algún tipo de telepatía, cuya voz sonara en off. Pero claro, no puedes pedirle al elenco al completo que lo único que hagan sea mirar los unos a los otros con cara de circunstancia mientras todo es CGI a su alrededor, porque vamos, eso y un palo es lo mismo. Pues nada, la manera de resolverlo ha sido simplemente que se puede hablar bajo el agua, y ya. Sin ningún añadido o característica especial. Creemos que se podría haber resuelto de alguna manera que demostrara algo de trabajo detrás.  

Algo que en nuestra opinión merece un suspenso morrocotudo, es la banda sonora. Sin orden ni concierto, el personaje de Aquaman ni siquiera tiene acordes propios (volvemos a hacer mención a WW, con esa la mítica melodía que pone los pelos de punta), y lo cierto es que no le vimos el sentido. Cuando hace unas semanas nos enteramos de que habría una canción de Pitbull (…) no sabíamos cómo encajaría ese tipo de música en algo tan “épico”, pensamos… Tiene que ser un plano aéreo de desierto, o saliendo ambos del agua. Y dicho y hecho, aunque sonó menos de 10 segundos, así que en realidad no sabemos el porqué de tanto bombo.

Y ya para terminar, vais a permitirnos el chiste malo, pero en el aspecto humorístico, Aquaman hace aguas por todas partes. Los golpes cómicos son de vergüenza, nadie en la sala soltó ni una risita. Como hemos comentado en otras ocasiones, cuando una peli no nos termina de gustar, vamos oteando el resto de la sala para ver las actitudes del resto de espectadores, porque por supuesto, puede ser que simplemente, a nosotros no nos esté gustando, pero la opinión general sea otra. Si os decimos que había un par de parejas roncando y el resto de las caras que alcanzamos a ver tenían un semblante de aburrimiento máximo, lo decimos todo.

SPOILER A PARTIR DE AQUÍ. Y ahora, tal como solemos hacer con películas que en nuestra opinión merecen unos cuantos palos, vamos a comentar punto por punto los aspectos criticables. 

Spoiler

  • No se explica el origen del traje de Liga de la Justicia, ni que ha sido de él, ya que es anterior a este film. Si hilamos fino, podemos suponer que su tío se lo trajo de Atlántida para que luchara junto al resto del equipo. Pero… ¿Qué ha sido de este traje en Aquaman? Porque al principio, a pesar de tener ya nombre de superhéroe, va a pecho descubierto la mitad de la película, y no hace uso de él en ningún momento.
  • La localización de “la siguiente parada” en el mapa, después de Italia, según la botella, son unos pequeños islotes muy cercanos a la costa, ¿por qué de repente hay todo un océano que atravesar? Nos damos cuenta de que se encaminan a “La Fosa”, por lo que debe estar efectivamente mar adentro, con lo que deducimos que al paso del islote le metieron tijera en el metraje.
  • Vaya casualidad lo del cuento de Pinocchio al lado de la fuente. Y ¿Por qué Mera pierde el habla cuando la niña habla con ella, si al parecer no existen barreras idiomáticas?
  • Mera lleva toda la vida bajo el mar, pero se mueve con una fluidez envidiable en tierra, oiga. Dando saltos por los tejados sin dejar títere con cabeza.
  • ¿Cómo es posible que la criatura que guarda el tridente diga que “miles de personas” han intentado arrebatarlo, si la localización del mismo era secreta desde el exilio de Atlan, y la entrada estaba bastante a desmano, en concreto pasando a través de una fosa repleta de criaturas famélicas y… ¿Jurásicas? Si, Jurásicas…
  • Todo un acierto el Primark que había en el “Centro de la Tierra”, donde encontraron por dos duros el traje de Aquaman y dos o tres modelitos para Atlanna.
  • ¿No hubiera sido una escena brutal, que una vez encuentra el tridente, la “armadura” de Atlan fuera “despegándose” de su cuerpo y acoplándose poco a poco al cuerpo de Aquaman? Hubiera sido visualmente alucinante, y nos habría explicado de dónde saca el traje, porque al menos en lo que alcanzamos a ver dada la oscuridad de esa escena, el cuerpo ya fosilizado del antiguo Amo del Océano estaba cubierto de algas y demás flora marina, como es lógico.
  • Aquaman se llama Arthur, para sacar el tridente de la piedra. Qué original, qué guiño, qué todo…
  • Lo del ecosistema en plan “Viaje al centro de la Tierra”, bueno, si toda la película hubiera mantenido el nivel, hubiera sido hasta interesante. Pero tal como estaba planteado, casi nos levantamos y nos vamos cuando apareció en pantalla.
  • “Cuando quieras… hablamos”. ¡¿Qué maldita frase es esa para decirle a tu hermanastro, tu enemigo durante toda la película, que además es casi la que da paso a los créditos?! Penoso.
  • Manta negra. Manta negra. ¿En serio? ¿Por qué no lo dejas como Black Manta? Aquaman… Superman… Wonder Woman… Batman…, todas voces inglesas, ya sean de origen latín o anglosajón. Y el traje… a pesar de ser súper fiel a los cómics, lo sentimos, pero en pantalla no funciona.
[plegar]

Conclusión

Nada nuevo bajo el mar. En nuestra opinión, hay mejores películas en cartelera estos días en las que invertir el dinero. Aun así, puede resultar una propuesta entretenida según lo que se vaya buscando. Nos ha gustado más que el monstruo de Frankenstein que supuso para nosotros “Liga de la Justicia”.

Aquaman

5.7

Dirección

6.5/10

Guion

5.0/10

Reparto

7.0/10

Banda Sonora

5.0/10

Duración

5.0/10

Puntos positivos

  • Buen inicio
  • Si vamos sabiendo lo que nos vamos a encontrar o sin demasiadas expectativas, puede resultar entretenida
  • El buen rollo y feeling de los actores principales
  • Los efectos de cabello y ropajes bajo el agua

Puntos negativos

  • Batiburrillo entre un tono oscuro y uno humorístico, donde el humor resulta bastante fuera de lugar
  • Villanos insulsos y sin motivaciones
  • Banda sonora nada destacable
  • Guion predecible y típico
  • Le sobra media hora de metraje

Reviews ( 1 )

  • Avatar
    Esteban 25 / 12 / 2018 Responder

    Siendo una buena producción con un reparto bastante potente, al final el conjunto no llega a transmitir todas las emociones que debería, se queda a medio gas, con partes muy bien hechas y muy interesantes, y otras muchas sobrantes y aburridas. Tiene el potencial, pero les falta ese toque que hace de algo bueno, excepcional.

    Avatar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    x
    Scroll Up