Alpha (2018) | DéjenseVer | Tu web de reseñas, al golpito

Alpha (2018)

Cine, Aventuras | 96 Min
Valoración:
4.4
4.4

Ficha Técnica

  • Dirección Albert Hughes
  • Reparto Kodi Smit-McPhee, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Leonor Varela, Natassia Malthe, Mercedes de la Zerda, Marcin Kowalczyk, Priya Rajaratnam, Jens Hultén, Spencer Bogaert, Nestor de la Zerda
  • Productora Studio 8. Distribuida por Sony Pictures
  • Género Aventuras, Prehistoria, Supervivencia
  • País Estados Unidos
  • Idioma Castellano
  • Fecha Reseña 13 Septiembre 2018

¿De qué va?

Hace 20.000 años, en plena glaciación, un joven resulta herido durante una cacería y sus compañeros se marchan, dándolo por muerto. El joven despierta y encuentra a un lobo que fue abandonado por su manada. Hombre y lobo intentarán sobrevivir juntos.

Reseña

Normalmente intentamos ir todos los fines de semana al cine. En ocasiones hacemos doblete o triplete si la cartelera es muy interesante. Si no, nos conformamos con ver una. Desde el estreno de Alpha no habíamos podido ir por cuestiones de trabajo, así que ayer aprovechamos para hacer doblete con La Monja, que también la teníamos pendiente.

En nuestra opinión, Alpha fue víctima de una campaña de marketing difusa y poco coherente. El primer tráiler que mostraron daba la impresión de ser una propuesta oscura, incluso bastante dura. Debieron darse cuenta de la imagen errónea que habían dado, mostrando un segundo tráiler digno de película de sobremesa del domingo en el que todo era color de rosa. Superación, amistad con el lobo, blablablá.

Pues al final no ha resultado ser ni una cosa ni la otra. De hecho, no ha resultado ser nada. Una pena, las películas en las que hay una relación humano – animal bien llevada suelen ser bastante bonitas y emotivas, tenemos ejemplos tan grandes como Hachiko, y en la animación referentes como Balto, Spirit o El viaje de Arlo (con la que por cierto guarda demasiadas semejanzas, pero de eso hablamos luego) Y eso por supuesto sin nombrar nada de anime o cine asiático. Incluso con la misma temática están las típicas de las tardes de domingo, que por lo menos resultan agradables. Pero aquí hemos visto demasiadas cosas que no nos han cuadrado.

Cuando algo nos gusta, ya sea en cuestión de cine, series, videojuegos… resulta bastante sencillo hablar de sus bondades sin desvelar matices sobre la trama, porque sus puntos positivos destacan sin necesidad de echarles demasiadas flores. Pero cuando algo no nos convence nos gusta dejar claros los motivos por los que no ha conseguido llegarnos, así que, sintiéndolo mucho, esta reseña será puro SPOILER desde el momento en el que lo veais indicado más abajo. Pero queremos dar primero nuestras impresiones del conjunto, que bien sirven al contexto general.

Para empezar, se toma unas licencias históricas un tanto extrañas. Una de las mejores cosas de la ficción prehistórica es que podemos construir casi cualquier suceso a su alrededor, al fin y al cabo no tenemos testimonios que nos ayuden a discernir los límites, más que el encomiable trabajo de los arqueólogos, a los que siempre les faltarán piezas del puzzle.

Parece que el equipo detrás de Alpha no tenía demasiado claro en que Era ambientar la trama. Nos sitúan en Europa hace 20.000 años, pero todo lo que nos muestran después no concuerda en absoluto con estas fechas. Por no hablar del momento de domesticación de los lobos, que se sucede en una época mucho más tardía. Queremos dejar claro que no es que seamos eruditos en prehistoria, pero si que se encuentra en nuestros temas de interés, sobre todo en cuanto a literatura se refiere, y aquí nos hemos sentido muy confundidos.

En cuanto al apartado artístico, nos bombardean con una fotografía espectacular, pero que resulta excesiva a los pocos minutos de comenzar la cinta. Demasiados planos aéreos y celestes que no aportan nada a la trama, que se hubieran lucido en producciones del calibre de El Señor de los Anillos, pero aquí lo único que hacen es repetir el esquema de escena + plano paisaje + escena + plano paisaje.

Por otro lado, tiene un regusto a 300 en ciertos momentos que no entendimos. Unas cámaras lentas visualmente muy potentes, pero que lo mismo, no dicen nada en la situación en la que se utilizan. Es como si hubieran dicho… nos gustó como lo hizo Zack Snyder, tenemos que hacerlo igual. (JA!)

La banda sonora, ni pincha ni corta, por momentos épica y en ocasiones digna de telefilm de sobremesa. El doblaje otro tanto, a poco de ver el tráiler nos hacemos a la idea de que se desarrolla en una época prehistórica, no le pongas al protagonista la voz de un jovencito imberbe de serie adolescente.

Los diálogos tampoco tienen demasiado sentido. Podemos entender que se tomen licencias con la estructura ósea y con el aspecto general, pero que no haya ni un leve matiz primitivo en ellos es preocupante… ni gestos, ni palabras. Conversaciones que podrían darse en cualquier época, y que desde luego no destaca en absoluto. La versión original respeta un poco más este aspecto, inventaron un idioma y lanzaron la película subtitulada, algo que sería mucho más coherente que utilizar el pésimo doblaje que han usado en Alpha, aunque no salvaría la cinta.

Y oye, cada uno de los integrantes de la tribu está limpito como una patena.

No nos termina de quedar clara su orientación espiritual, porque lo mismo hablan de ancestros que de antepasados, que les guían a través de las estrellas y de montículos en el camino.

Todo parece estar cogido con pinzas, nos da la impresión de que han optado por recursos que le quedan grandes, y no han sabido sacarle todo el partido que podría, porque la base de Alpha no es mala, para quien guste del género. Tampoco le habría venido mal un poquito menos de CGI, porque el temita digital tiene demasiado peso.

Ahora sí que sí, A PARTIR DE AQUÍ EMPIEZAN LOS SPOILERS. ES MÁS, ES UN AUTÉNTICO DESTRIPE. Y no queremos dejarlos ocultos como hacemos en otras ocasiones, como nombramos al principio, nos gusta dejar claro por qué no nos ha gustado.

Comenzamos con la tribu en plena cacería. Lo primero que nos choca, a los 5 segundos, es el vestuario. Prendas del mejor cuero trabajadas de tal forma que bien podrían adornar los escaparates esta temporada otoño – invierno. No solo es que las chaquetas tuvieran forma y corte, es que tenían hasta pelo en los puños, perfectamente ajustado e hilado, y unas capuchas que ya las quisiera Springfield o Desigual en sus abrigos. No decimos que sea un mal vestuario, pero desde luego estaba fuera de lugar. Por no hablar de los pantalones, tan ajustados que parecían pitillo… ¡y hasta tenían bufandas! Todo esto adornado con un buen número de collares de cuentas, cuerdas en el pelo, huesos y demás historias colgantes.

Al súper vestuario ultramoderno hay que añadirle que les va lo vintage y siguen haciendo fuego con el método de la yesca, frotando palos, en lugar que con sílex + piedra ferrosa. Excelentes costureros, pero de supervivientes tienen poco. El recubrimiento de las chozas también es de piel, pero esas si que no saben cortarlas. Esas las dejan tal cual del animal, un toque natural.

La escena de cacería es casi surrealista. Una tribu que no tiene más de 50 miembros no utilizaría a sus 20 cazadores para recorrer medio continente en busca “de la gran presa”, dejando el poblado desprotegido, y que resulta no ser un mamut, que es lo común, sino tristes bisontes, que por cierto son americanos, no europeos como deberían dada la ubicación de la trama. Una enorme manada que resulta ser de lo más tonta, encima ¿Desde cuándo un herbívoro se lanza en estampida CONTRA lo que le está atacando, en lugar de HUIR? Mira que hemos visto maniobras de caza curradas en otras películas del género, pero es que ésta… Muy obedientes, los bisontes al ver las 4 lanzas que han clavado delante de ellos, se dan la vueltita y se tiran por el precipicio. OK. Por cierto, en el plano aéreo 2 lanzas = 1 hombre. Más bien han clavado postes o estacas, por que si no a mí que me expliquen.

Seguimos. Nos dicen que han tardado una semana en llegar al lugar donde están las presas, pero por los planos aéreos y la variedad de paisajes resulta muy, muy difícil de creer, a no ser que vayan corriendo. ¿de verdad no hay nada más que cazar en su territorio que les permita aguantar el invierno? ¿Qué hacen asentando ahí su aldea entonces? ¿Dónde está el hecho de que el ser humano en ese momento necesita ser nómada? Por un mamut se entendería el desplazamiento, ya que proporcionaría abastecimiento para un largo invierno e incluso más, además de pieles, huesos y otros útiles. En cualquier caso, a una cacería de aprovisionamiento no pueden ir solo los cazadores, deben ir acompañados del resto de la tribu, que se encarga de descuartizar, despellejar, cortar y secar la carne, además de empezar a preparar el cuero, para aprovechar todo lo posible. El grupo en peso va a donde está el sustento.

El chiquillo se despeña por el barranco y queda inconsciente en un saliente. El padre grita y grita, pero él no se despierta. Le construye un túmulo con huevos de pascua dándole por muerto y se va. ¿Por qué no usas una de las cuerdas tan chulas que tienes, o tu bufanda, para bajar a por tu hijo? Eso sí, desde que un buitre se le posa encima y le toca con el pico se despierta. Qué asco, el pajarraco éste.

El padre también le explicó al chaval al principio de la travesía lo que es un alfa, cuando una de las noches ven una manada de lobos. Le dice que vela por la seguridad de la manada y que viene a ser un jefe. Hasta ahí, todo correcto. Pero cuando el chico se encariña con el lobo más adelante, le deja muy clarito que él es el jefe, mediante torpes maniobras de no dejarle alimentarse hasta que él haya comido, obligarle a respetar sus objetos etc. Entonces… ¿Por qué narices le llamas Alpha, si el alfa del grupo eres tú, hombre de dios?

Por no hablar de que muy considerado, le cocina la comida al chucho. No le deja comerse las presas primero para dejar clara su posición de superioridad, pero luego cocina toda la pieza y le da un trozo. Claro, al lobo le encanta el conejo al punto.

Y bueno, como hay que poner escenas de peligro y persecución, ¿a qué animal ponemos? A las hienas, claro, riéndose como locas. En pleno final de la glaciación, con su pelo corto y su pertenencia a climas cálidos. Y no nos olvidemos del dientes de sable/león cavernario (ni ellos tienen muy claro qué es porque apenas se ve), que es el que más miedo da. Ese hay que meterlo en la trama como sea. Y se lo carga con una flecha y dos mordiscos. Pero luego, a pesar de que tiene que enfrentarse a un largo paraje nevado, no se molesta en despellejarlo y deja la piel atrás. Muy lógico, debe ser que no iba con su look.

A pesar de todo esto, cada noche obtiene leña seca para hacerse su fueguito, nos gustaría saber de dónde la saca. Al final resulta que el súper chico este que no tiene ni un gramo de grasa corporal con la que aguantar el frío sobrevive a una embestida de bisonte, una pierna rota a la que solo le aplica una única cataplasma y dos palos, un baño en un lago helado, una neumonía que le hace sangrar los pulmones y una travesía por páramos gélidos, y lo único que le pasa es que le crece un poco el bigote. ¡Que se nos está haciendo un hombre!

Y que el lobo al final fuera hembra y estuviera preñada… pues bueno. Tenía cara de chica, eso si notamos. Pero lo de los  cachorros… vamos a dejarlo ahí. Que hay que aprender a domesticar a los chuchos, rapidito.

Conclusión

Ha resultado una desilusión. Tampoco es que nos esperáramos demasiado de ella, pero tampoco nos ha agradado quedarnos con esta sensación tan mediocre. Le falta crudeza, le falta tomarse las cosas en serio. La relación hombre – bestia se desaprovecha por completo. A su lado, la pequeña adaptación a película de El Clan del Oso Cavernario, una de nuestras obras favoritas, es una maravilla.

Es que, pensándolo ahora, lo que estropea la película del todo es el mensaje inicial de: Europa, hace 20.000 años. No señores, no. Si hubiera estado ambientada en Norteamérica hace 10.000, pues bueno, todavía. Pero así no.


Hacemos un inciso sobre el titular de este post. “Mejor le llamamos Beta…” En el mundo de los videojuegos una versión Alpha está menos pulida que una versión Beta, con lo que una beta será mejor que una alfa, pero en este caso hemos querido hacer alusión a lo contrario, siendo alpha la primera letra del alfabeto griego y haciendo referencia a los miembros superiores de una manada o grupo.

Alpha

4.4

Dirección

4.0/10

Guion

3.0/10

Reparto

5.0/10

Banda Sonora

5.0/10

Duración

5.0/10

Puntos positivos

  • Bonitos paisajes, aunque no concuerden con la temporalización
  • El perro lo hace mejor que todos los actores juntos

Puntos negativos

  • Incoherencias temporales, argumentales e históricas bastante graves
  • Vestuario fuera de lugar
  • No hay evidencias de conocer los métodos de caza, recolección o supervivencia por parte del equipo de producción
  • Se hace eterna a pesar de durar hora y media
  • Doblaje e interpretación totalmente alejados del contexto
Déjense Ver

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x
Scroll Up