Para ponernos en situación. Una pareja de frikis planea su primer viaje juntos a Londres, con idea de recorrer la ciudad, pero haciendo bastantes paraditas “especiales”. Forbidden Planet, Warner Bros Studio Tour London, MCM London Comic Con 2017… Movidito, vamos. ¡Y vaya que si lo fue!

Llegamos el 22 de mayo a primera hora de la tarde, y habíamos contratado un Transfer para llegar al hotel. Según nuestros cálculos, como casi todo cerraba a las 18:00, únicamente nos iba a dar tiempo de visitar ese día la Disney Store de Oxford St. Era una de esas paradas que no sabíamos muy bien donde ubicar, pero que era indispensable, porque ya en Gran Canaria no queda ni una sola tienda Disney, y decidimos aprovechar. Nos instalamos rápidamente, y corriendo fuimos a la estación de metro a sacarnos la Oyster Card. Investigamos la mejor manera de llegar y emprendimos nuestro primer viaje bajo el suelo londinense.

Cuando llegamos ya estaba anocheciendo, así que recorrimos Oxford St bajo un bonito atardecer. Al llegar a la tienda Disney, no lo podíamos creer ¡dos plantas! Los selfies de rigor, y ¡a explorar!

Por supuesto, alucinamos con todos y cada uno de los productos, había muchísimas cosas preciosas. La Bella y la Bestia, Marvel, Star Wars, Princesas Disney, figuras escala 1:1 y la carroza de Cenicienta para hacerse fotos… ¡de película! Bajamos a la planta inferior, y fue amor a primera vista. Una figura increíble de Vaiana (Moana para casi todo el resto del mundo) nos esperaba muy cerca de la zona de caja. La cogimos… y lloramos. Decía “Limited Edition: 5500 Ud.” Se nos cayó el alma a los pies, seguro que era carísima… Con la boca pequeña fuimos a donde estaba la dependienta y le preguntamos el precio. ¡Ohhh… very expensive!, nos dijo. (¿A quien se le ocurre vender algo diciendo que es muy caro?) Nuestras sospechas habían sido confirmadas, era MUY caro, dicho por la propia chica. Eva fue cabizbaja a dejarla de nuevo en la estantería, pero Aridane le dijo: Mujer, pregunta cuánto vale exactamente, ¡ya que hemos venido hasta aquí!

Nuevamente nos acercamos con la muñeca en las manos a preguntarle a la chica el precio.

-“Very expensive, very expensive (y dale Perico al monte) 60 pounds!”

– ¿¡QUÉ!? ¿60 libras?

Vamos a ver… 70 euros no nos parece “muy caro” y mucho menos para utilizar un tono tan alarmante como el que usó la dependienta. ¡Es una figura de 40 centímetros, de numeración limitada! Cuando aquí en Canarias hemos visto barbies normalitas a 50 euros. ¿A quién se le ocurre? ¡Nos la llevamos sin dudar!

Teníamos un presupuesto cómodo para comprar cositas, al fin y al cabo habíamos ido para eso, así que además nos llevamos un pack súper chulo de Star Wars, que también nos enamoró desde el principio.

La película de Vaiana fue muy especial para nosotros, la vimos en un momento familiar bastante delicado, y le guardamos un cariño muy especial. De hecho, después de La Sirenita, es de lo que más Merchandising de Disney tenemos. ¡Otro día os enseñamos más!

Pues ahí nos veis, recorriendo Oxford St para ir de vuelta al hotel, con semejante bolsa enorme y con un hambre de mil demonios. Justo saliendo del metro vimos un Burguer King, y nos paramos a tomar algo, porque se nos había ido el santo al cielo en la tienda. Dijimos: Bueno… si los de Gran Canaria están pasables y esto es Londres, pues… ¡Qué cosa más mala, conchale! No recordamos la última vez que comimos tan mal, aunque fue la primera y ÚLTIMA vez en Londres, el resto de la semana comimos de maravilla.

Ahora teníamos otro problema añadido… Vaiana ocupaba la totalidad de una de las maletas que habíamos llevado. Y encima, la otra maleta más grande nos llegó rota del aeropuerto, (rajada, con dos ruedas arrancadas, parecía que había venido de la guerra, la pobre) así que teníamos una muñeca enorme que ocupaba todo el espacio de la única maleta que nos quedaba. Si, tal cual. Y solo era el primer día. ¿Dónde íbamos a meter el resto de cosas? Nos habíamos decidido por dos bultos a propósito, aunque toda nuestra ropa hubiera cabido perfectamente en una sola, con la finalidad de tener espacio para traernos cositas. Así que sí, tuvimos que comprarnos una maleta en Londres. Y eso fue otra odisea, aunque por suerte el día antes de regresar nos topamos con una tienda de esas a pie de calle, y conseguimos una muy chula que bautizamos como OFV (Only For Vaiana) xD

Así que el último día, cuando hicimos el equipaje, enrollamos los vaqueros y las camisetas lo máximo posible, y los fuimos poniendo por los lados, para acolchar un poco por si se llevaba algún golpe. Menos mal que cogimos buen tiempo y casi todo lo que llevamos era de manga corta y ocupaba poco, porque si no hubiéramos tenido que dejar cosas atrás. (ropa, por supuesto, jajajaj)

DETALLES DEL PRODUCTO

Bueno, ahora toca hablar un poco de la calidad técnica y de las particularidades de esta preciosa muñeca de Vaiana. Como decíamos, es una edición limitada a 5500 unidades en todo el mundo. Incluye un certificado de autenticidad, que podéis ver en las imágenes y una peana, aunque nosotros la hemos mantenido dentro de la caja, y eso que solemos sacar siempre las figuras. Este modo tiene varios tipos de exposición, por capas. Puede exponerse con la caja completa, con 48 x 28 x 15 cm. Puede retirarse la primera tapa de cartón y quedaría a la vista un acetato transparente con los bordes decorados en blanco, o puede retirarse también, y dejar la muñeca vista.

En general, solo por el tamaño merece la pena. Una figura de 40 cm para niños a partir de 6 años, robusta pero ligera, con el peso justo de los buenos materiales y para conseguir estabilidad si se saca de la caja. Como se puede ver, el parecido es más que razonable, en ocasiones hay princesas a las que no terminan de pillarles la expresión, pero en este caso Vaiana está muy conseguida, dulce y pícara al mismo tiempo, con personalidad.

El pelo tiene un aspecto súper realista, la guirnalda de flores le da un aire cercano y dulce, y la ropa es una verdadera pasada. Es una versión un poco libre de las prendas ceremoniales de la película, pero de un detalle y unos materiales excelentes, desde la capa hasta la falda. El colgante también está perfectamente representado, y tanto los brazaletes como la tobillera son un adorno genial. Una de las cosas que más nos gusta es el detalle de la arena en los pies, nos parece súper diferente y atractivo, le da al conjunto un aspecto muy cuidado. Las hojas tienen unas gotitas en 3d que quedan muy chulas, tal vez un detalle innecesario, pero que acompañado con la arena de los pies, da la imagen de estar en la orilla del mar, algo muy apropiado en el contexto.

El remo es de los mejores que hemos visto, a pesar de que el de la película apenas tiene ornamentación, han sacado todo el merchandising con adornos tribales, y este nos gusta mucho. Rígido y con cuerpo, decorado con ilustraciones grabadas y un trenzado de plumas.

A día de hoy, no hemos visto que se pueda conseguir fácilmente, en la tienda online de Disney Store está agotada, ¡pero seguro que en el mercado de segunda mano hay alguna unidad disponible! La hemos visto en Ebay rondando los 150€. También se pueden conseguir otros personajes Disney siguiendo la misma colección, con precios similares.

Hasta aquí nuestro #merchandisingconhistoria sobre la figura de Vaiana. ¡Esperamos que os haya gustado! Si tenéis alguna anécdota que queráis compartir con nosotros, estaremos encantados de recibiros en nuestro grupo de Facebook.

Nuestro grupo de Facebook

GRUPO_TEESPERAMOS
DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.