Death Note – Netflix (2017) | DéjenseVer | Tu web de reseñas

Death Note – Netflix (2017)

Cine, Thriller, Sobrenatural | 101 Min
Valoración:
3.4
3.4

Ficha Técnica

  • Dirección Adam Wingard
  • Reparto Nat Wolff, Keith Stanfield, Margaret Qualley, Shea Whigham, Willem Dafoe, Jason Liles, Paul Nakauchi, Jack Ettlinger, Michael Shamus Wiles, Jessica McLeod, Chris Britton, Matthew Kevin Anderson, David S. Jung, Artin John, Tony Ali, Ash Lee
  • Productora Netflix - Lin Pictures - Vertigo Entertainment - Viz Productions
  • Género Thriller, Sobrenatural
  • País Estados Unidos
  • Idioma Castellano

¿De qué va?

Dominado por el poder de un cuaderno sobrenatural, un adolescente comienza a matar a quienes, según él, no merecen vivir. Basado en el famoso manga japonés del mismo nombre.

La película con actores reales tendrá en cuenta el material de origen, pero situará la historia una metrópolis americana, acompañando a un brillante estudiante, Light Turner, quien descubre un misterioso cuaderno que le otorga al poseedor el poder de matar a quien desee con tan solo escribir el nombre de la víctima en sus páginas. Light comienza a eliminar criminales, haciéndose llamar Kira de cara al público, pero posteriormente se convierte en el punto de mira del mejor detective del mundo, L.

Reseña

¿Pero qué coño? ¿Qué truño es este?

Cuando nos sentamos a escribir esta reseña, pensábamos poner solamente una frase que definiera el desastre que habían conseguido con esta versión. Pero no pudimos callarnos.

Ya lo presagiamos en nuestra reseña del anime de Death Note. Escribimos un párrafo que decía: “Y ahora tenemos… un live action americano, de mano de nuestro querido Netflix. Nos muestra una versión americanizada, que esperamos que respete la premisa inicial, aunque nosotros no la esperamos con ansias, pues ya hemos visto muchas adaptaciones y queremos nuevas historias. Sin embargo, confiamos que, para aquellos que no conozcan este mundo, esta adaptación les abra las puertas y despierte el interés por la obra original, ya sea a través del manga o del anime, y con ello, a un sinfín de nuevas historias por descubrir.”

No, desde luego que no respeta la premisa inicial. La destroza, la pisotea, escupe en ella y la tira a un mar apestoso.

Definitivamente, como suele pasar en las adaptaciones del cine americano que se basan en historias de origen asiático… NO HAN ENTENDIDO UN CARAJO

Si nos sentamos a analizar por encima la trama original, una muy buena obra, veremos que se nos presenta a un estudiante preuniversitario modelo, de una familia acomodada, donde su padre es jefe de policía. Desde un principio vemos el interés de Light por la justicia, pero su vida está sumida en el aburrimiento. Encontrar el Death Note le da la herramienta para luchar contra la ausencia de justicia en el mundo. Los debates morales abundan durante toda la trama ¿Asesinar asesinos no te convierte en uno? ¿Es posible crear un nuevo mundo, ser un nuevo Dios que velará por el bien de la humanidad? Vamos viendo cómo el cuaderno influye en Light, cómo su deseo inicial de hacer el bien va transformándose en pura sed de sangre. Más que un Dios, lo convierte en un demonio, que no dudará en eliminar de su camino a quien ose interponerse.

El principal atractivo de la serie original radicaba en los duelos intelectuales que mantenían Kira y L, siempre luchando por ver quién era capaz de anticipar más movimientos. El aspecto detectivesco era el pilar fundamental, llegando a ser un auténtico thriller. Evidentemente, aquí brillan por su ausencia.

Vemos a un puñetero pelele malhablado. Parece que su situación no es tan acomodada, ha perdido a su madre. No es un triunfador, modelo a seguir y la envidia del instituto. No tiene hermana, su padre tiene pinta de detective acabado y viven justo al lado de las vías del tren, llegando a sufrir temblores en hora punta. Pero oye, que el chaval se puede permitir unas mechas monísimas.

Pero bueno, el dorama de 2015 nos demostró cómo pueden cambiarse detalles en las vidas de los protagonistas sin perder su esencia. Llegados a este punto, decidimos seguir viéndola y darle una oportunidad.

Está bien que hagan cambios, que experimenten con nuevas versiones, con nuevos puntos de vista. Pero entonces tienes que estar a la altura o superar la historia original, contarla de otra forma igualmente atractiva.

Esta versión nos presenta a un Light totalmente manipulable. Vemos que tiene ira contenida, a causa del fallecimiento de su madre, pero no nos demuestran que esté trastornado por ello. A pesar de todo, no se inmuta al escribir su primer nombre en el cuaderno, regalándonos la primera de una serie de muertes al más puro estilo Destino Final. Feas, cutres y gores, sin ninguna necesidad. Es muy diferente el concepto de manipular el destino de alguien cuando escribes su nombre en el cuaderno, que mover a media ciudad para lograrlo. En todo momento las víctimas deberían buscan su muerte, no la muerte buscarlas a ellas.

Y ¿Por qué manipulable? Porque desde que se presenta a Mia, la protagonista femenina de esta versión, comienza a tejer una absurda red para lograr que Light actúe tal como ella quiere. Pero no es alguien como Misa Misa, una chica que perdió a sus padres, y que vio en Kira su salvación. Una chica enamorada y completamente entregada, dispuesta a hacer cualquier cosa por él. No, es una perturbada a la que se la ve venir de lejos, cuyo plan de viernes noche perfecto es: “Ha salido un tipo que ha matado a dos niños, podríamos hacer palomitas y elegir un nombre para luego.” Hasta la premisa del Nuevo Mundo sale de ella, porque este Light no tiene iniciativa ninguna. No nos transmite que sienta que el mundo está podrido, siendo capaz incluso de pedirle ayuda a L.

L, por su parte, siempre jugaba con porcentajes y cifras, con deducciones arriesgadas. Siempre se aseguraba antes de actuar, siempre valoraba todas las opciones. Incluso se planteaba sus propios debates morales: ¿Es correcto utilizar a un criminal que ya está en el corredor de la muerte para conseguir información sobre como mata Kira? Aquí simplemente espera que Light esté pegado a la tele para comunicarse con él. (Como si no hubiera un 50% de posibilidades de que no estuviera viendo la TV) Pasa por alto detalles como los horarios y las rutinas propias de un estudiante. No deduce nada, todo se le va presentando en bandeja.

Si en La Torre Oscura nos encantó un Roland de otra raza, aquí, lo sentimos mucho, pero estaban fuera de tono sus gestos, imitaban sin actuar.  Podría haber sido un buen cambio, una personalidad diferente, si estuviera bien implementada. Pero lo único que hacía el pobre era temblar a causa de exceso de azúcar y la falta de sueño. ¿Dónde está la parsimonia de L? ¿Dónde está él, sentado de cuclillas, tranquilo y sereno mientras a su alrededor se desataba un verdadero caos?

El principal error es que Light se llama Light y L se llama L. Si hubiera versado sobre otras vidas, otras personas, todavía tendría un pase. Porque, como estupenda novedad, el cuaderno cae en manos de Light ya utilizado, dando a entender que ha habido otros portadores antes que él. (Esto obviamente ya tira por tierra el motivo original de Ryuk de arrojar el cuaderno a la Tierra “pa’ ver que pasa) Se ha tratado más como una película de terror que como un thriller detectivesco con elementos paranormales, y ha fracasado estrepitosamente.

Sería demasiado largo y tedioso enumerar tooooodos los fallos, gazapos e incoherencias que tiene la maldita hora cuarenta de película. Hay varios que son para echarse las manos a la cabeza, como que se pase por alto una de las reglas más importantes del cuaderno: Necesitas un nombre y un rostro. ¡Pues no, oye! Sí, es verdad, ellos mismos lo recalcan, pero en la siguiente escena, viendo las noticias en el portátil dónde no aparece ningún rostro, se lo pasan por el forro.

Se cepillan normas tan básicas como la de “todo el que toque el cuaderno puede ver al Shinigami poseedor”. Ya no existe el paro cardiaco si no se especifica un motivo de fallecimiento, en palabras de ellos, ahora es “al gusto del consumidor”. No existe ni una mísera alusión a los ojos del Shinigami, y así podríamos seguir unas cuantas líneas más.

Ah, Señores guionistas, Watari, por si no lo habíais pillado, es UN NOMBRE EN CLAVE. Igualito que “L”. No surte efecto si lo utilizas en el cuaderno. Ridículo.

Y mejor no hablemos de Ryuk… Un Gollum con gigantismo, pero sin carisma alguno, que se mantiene oculto en las sombras en todas las escenas en las que aparece. ¿Para qué utilizan a Willem DaFoe entonces, si no lo muestran en todo su esplendor? Si no nos llegamos a enterar en la campaña de marketing… En serio, era burlesco ver la estancia iluminada y su rostro ensombrecido, como si el presupuesto no les hubiera dado para finalizar su diseño. Por supuesto, ni rastro del característico humor irónico del Shinigami, aquí simplemente ensucia el suelo con mondas de manzana.

Solamente vemos a un verdadero Kira en el último minuto de la cinta, donde por una vez se anticipa a todo y a todos con un plan elaborado. Pero esto no salva la historia.

Conclusión

Si, si, totalmente “al gusto del consumidor”. Netflix ¿Qué está pasando contigo? Primero The Defenders y ahora esto. Nos da miedo la segunda temporada de Stranger Things…
Si sumamos a todo lo anteriormente mencionado a un final abierto y con varias preguntas sin respuesta, obtenemos una adaptación deplorable, una de esas americanadas a las que nos tienen tan acostumbrados.

Death Note - Netflix

Death Note - Netflix
3.4

Dirección

4.0 /10

Guion

2.0 /10

Reparto

4.0 /10

Banda Sonora

2.0 /10

Duración

5.0 /10

Puntos positivos

  • La estética anticuada del cuaderno respecto a otras adaptaciones

Puntos negativos

  • Doblaje pésimo. El anime en versión castellano tiene uno de los mejores doblajes que se han realizado hasta la fecha
  • Tema musical de la escena final totalmente fuera de lugar. The Power of Love ¿en serio?
  • Trama muy floja, poco respeto por la obra original
  • Muchísimas lagunas argumentales
  • Un final patético
DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 1 )

  • Milfuegos 06 / 09 / 2017 Responder

    A mí la película no me desagradó, quizás porque desde el principio la vi como una adaptación libre (total, para ver de nuevo la misma historia me veía el manga, el anime o las películas japonesas XD). Quizás deberían haberles cambiado los nombres y haber puesto un “inspirado en” no basado, porque en general sí me gustó la reacción de Light al inicio, y que no fuera un maníaco asesino con ansias de ser un dios XD y la vuelta de tuerca que le dieron a Mia (Misa) me parece mucho mejor que lo simplona que era en el cómic.
    El doblaje y la música final son espantosos… Cuando oí esa canción sí que me quedé pensando qué diablos estaba viendo U.u

      • DéjenseVer
        DéjenseVer 07 / 09 / 2017 Responder

        Si, pero la verdad es que perdieron la esencia, olvidaron como Light iba perdiendo la cordura poco a poco, y de L ya ni hablemos xD. Es una historia que ya ha tenido demasiadas adaptaciones, y si te vas a arriesgar con algo tan diferente, mejor cubrirte las espaldas y cambiar al máximo, no ese “ni fu ni fa”, que tenia el nombre original para llamar a los fans, porque a los que no conocen la historia les daba lo mismo. Y al final salió una cosa bastante rara. Es cierto que el personaje de Mia estaba muy bien como algo independiente, pero convertía a Light (A LIGHT!!!) en un pelele. Si se hubiera llamado Juanito habría estado estupendo, ver como alguien a la sombra es capaz de manipular un Death Note.

        ¡Gracias por tu comentario!

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Tal vez te interesen...

      x
      Scroll Up