La Cura Mortal (2018) | DéjenseVer | Tu web de reseñas, al golpito

La Cura Mortal (2018)

Cine, Acción, Distopía | Saga El Corredor del Laberinto | 142 Min
Valoración:
5.4/10
5.4

Ficha Técnica

  • Dirección Wes Ball
  • Reparto Dylan O'Brien, Kaya Scodelario, Katherine McNamara, Thomas Brodie-Sangster, Nathalie Emmanuel, Barry Pepper, Giancarlo Esposito, Rosa Salazar, Dexter Darden, Walton Goggins, Jacob Lofland
  • Productora Gotham Group - Temple Hill - 20th Century-Fox Film Corporation
  • Género Acción, Distopía
  • País Estados Unidos
  • Idioma Castellano

¿De qué va?

Thomas no puede confiar en CRUEL, la organización le borró sus recuerdos y lo encerró en el Laberinto. Luego lo dejó al borde de la muerte, en el Desierto. Y lo separaron de los Habitantes, sus únicos amigos. Ahora CRUEL asegura que el tiempo de las mentiras ha terminado. Con toda la información que reunió gracias a las Pruebas, está en condiciones de avanzar en la cura de la Llamarada. Pero Thomas debe pasar por la Prueba Final. ¿Logrará sobrevivir al procedimiento? ¿Será cierto que terminaron las mentiras? Quizá la verdad sea más terrible aún… una solución letal, sin retorno.

La cura mortal se basa en la tercera parte de la saga literaria iniciada con El corredor del laberinto, de James Dashner.

Reseña

Otra trilogía distópica que sucumbe ante la espectacularidad de efectos hollywoodienses y se deja por el camino toda la profundidad de la trama. No señores, no. El corredor del laberinto, estrenada en 2014, fue una fantástica adaptación de la novela de James Dashner. Frenética, sin pausa, con evidentes mejoras a lo contado en las páginas para que funcionara mejor en pantalla, y sobre todo, sin perder su esencia. Leímos la trilogía pocos días antes de su estreno en cines, para poder comparar ambas maneras de ver la historia y salimos más que satisfechos.

La segunda parte, Las pruebas, mantuvo el nivel incluyendo a nuevos y carismáticos personajes, y unas escenas estupendas con un ritmo similar que apenas dejaban respiro. La cura mortal hace aguas por todas partes desde el minuto uno, y nos resulta incomprensible. No vamos a entrar en las similitudes y diferencias con la trama original o en comparaciones detalladas, pero desde luego, tenemos claro que “esta película no la hemos leído”. Desdibuja muchísimo los sucesos ocurridos en las páginas de la tercera parte de la obra de Dashner, simplificándolas en grado sumo para lograr una producción de dos horas veinte minutos en la que no pasa… nada. Una película que podría haberse resuelto en una hora cuarenta, pero que se hace larga, aburrida y pesada.

Abusan hasta la saciedad de las escenas límite, cuando uno de los atractivos de las anteriores entregas era precisamente la tensión y el no saber si nuestros protagonistas podrían escapar de una situación comprometida, aunque como lectores bien sabíamos que así era. En este caso el patrón se repite una y otra vez: Persecución, callejón sin salida (literal o conceptual) y voilá, la ayuda llega de inmediato, de una u otra forma. Por si fuera poco, ni siquiera las resuelven de una manera creíble o coherente, sino tremendamente inverosímil en las situaciones más predecibles, incluso utilizan el mismo recurso un par de veces.

La cura mortal también sufre del síndrome Stormtrooper, “los malos” no dan ni una, a pesar de ir equipados y uniformados como soldados, tienen una puntería penosa, incapaces de acertarle a nadie ni siquiera en una pierna o un brazo, sin embargo, nuestro grupo es capaz de hacer varias cosas a la vez y por supuesto cargarse de paso a un par de inoportunos miembros de CRUEL.

También, por desgracia, recaen en el típico tópico de las enormes explosiones y efectos visuales que se comen la pantalla. Olvidaron que bastó unos simples muros en movimiento en El Corredor del Laberinto para ser atractiva, no es necesaria tanta parafernalia, y menos si está vacía.

Y no hablemos del despilfarro en cristales… cualquier escena que contuviera un mínimo de lucha o enfrentamiento, llevaba consigo un gran número de vidrios rotos, ya fueran de puertas, ventanas, útiles de laboratorio o cualquier elemento similar. Sin embargo, los personajes no sufren cortes ni se les queda incrustado ningún fragmento, qué curioso. (Recordemos la espectacularidad de la escena final de The Punisher en el tiovivo, si la han visto sabrán a que nos referimos con darle buen uso a un espejo).

Además, había un recurso que se repetía constantemente, y era la sincronía perfecta en la ejecución de los planes, y llegaba a resultar cargante. Nos explicamos. Se dieron muchas situaciones en las que uno de los personajes tenía que pasar por un punto o encaminarse hacia determinado lugar, y todo se alineaba a su alrededor para que así fuera, sus compañeros eran capaces de irse uniendo poco a poco en la más absoluta concordancia, como si fuera un plan mil veces ensayado, en lugar de un pequeño esbozo de acción en una localización desconocida y hostil.

Hablando claro, en La cura mortal se cansaron de correr. No hay planes elaborados, ya no escuchamos esos “¡¡vamos, vamos, vamos!!” que tanto nos metían en la acción, no hay subtramas interesantes, y desde luego transmite una sensación de piloto automático preocupante. La implicación del grupo “El Brazo Derecho” es tan insulsa que resulta vergonzosa.

Una pena, porque llevamos varios años esperando la entrega, una espera acrecentada por el gravísimo accidente que sufrió el protagonista, en el que se rompió varios huesos y que paralizó el rodaje casi un año, Es más, hubo tormenta en nuestra ciudad durante el fin de semana del estreno, y tuvimos que aplazar el visionado. Fuimos a verla en cuanto pudimos, y salimos bastante decepcionados.

Una cosa que si lamentamos, es que no escogieran a O’Brien para interpretar al joven Drake en la futura adaptación de Uncharted (si es que algún día ve la luz). El chaval se parece muchísimo, tanto de rostro como en porte y físico, sería en nuestra opinión el candidato perfecto. Durante el metraje vimos que su agilidad, su manera de coger las armas y su forma de moverse eran muy adecuadas para trasladar los movimientos de escalada y exploración de Drake.

Ahora nos gustaría comentar un par de incoherencias que resultarían spoilers:

Spoiler
  • ¿Por qué no muere nadie en los tiroteos? No era difícil coger a un par de chavales de los que rescatan en algún momento e introducirlos en una escena de confrontación en la que murieran, le habría dado un poco de interés. Es más, en la escena de la autobus/guagua tenía que haber muerto alguien. Ni de broma sucedería de forma tan pulcra.
  • La grúa esa… ¿Qué tenía un brazo de medio kilómetro? Irreal y puesto a pegote para la escena, no se destinan recursos a una ciudad en ruinas, y el muro estaba más que construido, con lo que la grúa ahí carecía de sentido.
  • La estética de la ciudad… más típica imposible. Esquema de triángulo de poder, con altos muros y el edificio principal inmenso e impenetrable en el centro, rodeado de una seguridad impenetrable (supuestamente).
  • Si Teresa se da cuenta cuando analiza la sangre de Thomas, de que su organismo “destruye” el virus (en teoría la única manera de lograr una cura), ¿Qué fue lo que vio en la sangre de Minho que la empujó a creer que podría funcionar? Faltan explicaciones del proceso científico, y la duración del metraje bien lo permitía.
  • Teresa muere porque si, por lenta. Porque no se decidió a saltar. Y ¿Qué es eso de “no puedo acercarme más? ¿Qué impedía al Iceberg pegarse totalmente al saliente de la azotea? El fuego formaba una U por detrás y en los laterales, si no tenía pericia para esa maniobra, tendría que haber dejado pilotar a otro. Bien vale una nave con un arañazo y un superviviente más.
  • ¿Y la zona segura? ¿En qué lapso de tiempo se desarrolla esa secuencia, si ya los chicos están instalados con un campamento chupiguay montado, con todos los toldos iguales y el maíz ya crecido? Dan a entender que llegaron en barco, lógicamente, pero una herida en el vientre no le deja a uno inconsciente varias semanas ¿o si?
  • En la parte inicial de la película, cuando oyen la retransmisión de radio de “Vamos a explorar el cuadrante B”, rápidamente se dan prisa en apagar los miles de focos que iluminan su base en el puerto ¿En serio las naves rastreadoras no vieron las luces a lo lejos, si el resto del paisaje estaba sumido en la más absoluta oscuridad? Además, esta secuencia presenta dos o tres planos inconexos, con fallos de racord importantes.
  • ¿A qué viene esa carta sentimentaloide de Newt en lugar de la clara y simple que le deja en los libros? Directa, sincera y desgarradora. “Mátame. Si alguna vez fuiste mi amigo, por favor mátame.”
    [collapse]

Pero bueno, no todo iba a ser malo en La cura mortal. Los efectos visuales entorno a los Raros están muy bien conseguidos, un maquillaje bien elaborado y correcto en su contexto. Una fotografía y unos planos bastante buenos la mayoría del tiempo, pero que quedan eclipsados por lo nombrado anteriormente.

Es imposible abordar este tipo de reseñas sin comparar las tres sagas distópicas juveniles del momento (Los juegos del Hambre, Divergente y El corredor del Laberinto). En su momento pensamos que la de Dashner era la más contundente, la que más se arriesgaba en el ámbito del “terror postapocalíptico”, y tal vez por eso puede parecer un poquito más adulta que las otras dos, en las que la trama distópica toma otros derroteros más políticos y sociales. Sin embargo, ninguna de las tres ha tenido un final a la altura.

Conclusión

Una producción llena de medias tintas, a la que le falta tanto drama como pequeñas dosis de humor para hacerla más amena. Nos sentamos con muchas ganas y nos levantamos, dos largas horas después, sin haber sentido nada. No es mala película, pero no es lo que esperábamos como final de la saga. Quizás el haber leído los libros ha ocasionado que no pudiéramos disfrutar de esta entrega plenamente, aunque las dos anteriores sí que nos gustaron mucho. Juzguen ustedes mismos.

La Cura Mortal

La Cura Mortal
5.4

Dirección

6.0/10

Guion

5.0/10

Reparto

6.0/10

Banda Sonora

5.0/10

Duración

5.0/10

Puntos positivos

  • Aun con sus carencias no resulta un bodrio
  • En el apartado visual, la fotografía está lograda

Puntos negativos

  • Excesivamente larga para la trama que desarrolla
  • Abusan de las escenas límite
  • Guion vacío y predecible
  • Actores con el piloto automático
DéjenseVer

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Reviews ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Scroll Up