Los juegos de mesa se han convertido en una de nuestras aficiones favoritas, disfrutamos muchísimo probando nuevos títulos y ampliando nuestra ludoteca. Os dejamos fotitos y enlaces a las reseñas de los que tenemos, y si tenéis alguna duda, ya sabéis, ¡para eso estamos!

Hace algunos meses nos hicieron una entrevista en Madres Hoy, que puedes ver aquí, sobre incorporar los juegos de mesa en las aulas. Hoy nos apetece hablar sobre los juegos de mesa en casa, y como han supuesto para nosotros una nueva forma de entretenimiento, con la que estamos encantados.

No es que buscáramos una nueva forma de pasar tiempo juntos, porque la verdad es que no nos faltan aficiones en común, pero si es verdad que ante nosotros se ha abierto un estupendo abanico de posibilidades para compartir con nuestros amigos, y es algo que agradecemos mucho, porque la mayoría de ocasiones terminamos por ir al cine o a comer con ellos. En el cine no podemos hablar, y comiendo casi que tampoco mucho, así que echábamos en falta algo más social.

Por supuesto, recalcamos que no pretendemos ejercer de críticos profesionales, que seguro que hay muchos aspectos que se nos escapan, lo único que queremos es compartir nuestra experiencia y ofrecerles esta opción a los lectores que aún la desconozcan.

Tal y como os contábamos en este artículo, nos iniciamos en el mundo de los juegos de mesa hace un par de añitos, eligiendo, más por desconocimiento que por otra cosa, únicamente aquellos que tuvieran temática “friki”. Es decir, nos llamaban la atención aquellos ambientados en películas, series o videojuegos, como el juego de tablero de Spartacus, el de Galactica, el Monopoly de Juego de Tronos, el Cluedo de Harry Potter o el Kickstarter de Dark Souls.

Era un terreno que conocíamos, y nos gustaba comparar las mecánicas implementadas con la obra original. Pero claro, como hemos dicho otras veces, nosotros cuando nos metemos con algo solemos hacerlo de lleno, y al poco tiempo ese campo empezó a quedársenos pequeño. (Con deciros que nos fabricamos un baúl en septiembre y ya hemos tenido que añadir un mueble más grande… XD) Aun así, seguimos disfrutando de esos títulos, quizá con un cariño especial por aquello de ser los primeros, con los que nos iniciamos en el mundo de los juegos de mesa.

Algo que nos llamó mucho la atención, es que al igual que los videojuegos, los juegos de mesa también tienen expansiones. (Oh dios, peligro, peligro) Nuevas mecánicas, más jugadores o diversos añadidos conforman el catálogo de expansiones de muchos títulos, aunque por suerte la gran mayoría son totalmente opcionales, y podéis darle mucha caña a los juegos base antes de ir a por una expansión.

Durante todos estos meses, hemos jugado con diferentes grupos de amigos. A algunos les hemos iniciado nosotros en este mundillo, y en otras ocasiones, han sido nuestros colegas los que han traído a casa nuevos títulos para jugar. La finalidad de este artículo es recomendar a todos aquellos lectores que aún no cuenten con una pequeña ludoteca, que le den una oportunidad a este pasatiempo tan especial.

Hace una semanita fue el cumple de una amiga nuestra, y como somos un auténtico desastre para las sorpresas, siempre le preguntamos. Oye, ¿qué te gustaría que te regaláramos para tu cumpleaños? ¿Te hace falta algo? Imaginaos nuestra alegría cuando nos dijo que le regaláramos algún juego de mesa, que le apetecía empezar a jugar con su pareja y su familia. ¡Fue un subidón! Concretamente ella es de las que ha “aprendido” con nosotros, y por lo que parece lo hemos hecho bien. Nos sentimos muy contentos y orgullosos de su elección, porque es justo lo que pretendemos cuando invitamos gente a casa para jugar, mostrarles algo nuevo.

Los juegos de mesa permiten pasar un rato divertido y ameno sin estar sometidos a ningún dispositivo electrónico (aunque unos pocos títulos si que requieren el uso de apps), ni dependiendo de un ordenador, televisión o pantalla para disfrutar de un rato en compañía, tranquilitos en casa o en algún lugar adaptado para jugar. Podemos encontrar opciones divertidas, con las que las risas inundarán la mesa, y otras más serias, en las que tendremos que concentrarnos y poner todo nuestro empeño para hacer nuestra mejor jugada. Pero en ambos casos se crea un agradable ambiente, en el que nos comunicamos continuamente, además de que potenciamos nuestras habilidades estratégicas o descubrimos nuevas formas de afrontar un reto.

Por tanto, como nuestra intención es recomendar, debemos empezar por hablar de las sensaciones que transmite este hobby. Tal y como nos pasó a nosotros, si te gusta, enseguida vas a querer probar nuevos títulos, y querrás echar una partida en cada rato libre que tengas. Puede que eso no suceda con la gente de tu entorno, que prefieran reservarlos para reuniones o ciertas ocasiones. Es algo que hay que afrontar de manera positiva, nunca por obligación o compromiso con el “dueño de la ludoteca”, porque entonces no conseguiremos un nuevo compi de juegos, sino alguien que no querrá ver mesa ni en pintura.

Cuando consigamos una selección de varios títulos y traigamos gente nueva a jugar, debemos esforzarnos por encontrar una opción que guste a todos y con la que disfruten de igual manera, porque basta una sola persona incómoda o a disgusto para fastidiar la diversión. Y sobre todo, comenzar por juegos sencillos, que nos permitan explicarlos en poco tiempo y cuyas reglas queden claras desde el principio, como  Kingdomino, Laberinto Mágico o Timeline. Después, podemos ir incrementando la dificultad, ya sea en la misma sesión de juegos u otro día. También es importante valorar el rollito que se va creando durante la tarde, e ir acompañándolo de según qué títulos. Pero bueno, tenemos que decir que nosotros mismos a veces nos hemos saltado esto, y directamente les sacamos un Spartacus la primera vez, porque sabemos que les gusta la serie y lo van a disfrutar, a pesar de que es un juego bastante complejo y de partidas largas. Todo depende de con quien se juegue.

Vamos a contar un ejemplo muy personal sobre esto, pero es una situación que se da siempre que jugamos al Diamant en casa. Es un título que ve mesa muy a menudo, pero que a la madre de Aridane le encanta, siempre nos lo pide. Ella es una señora sencilla, que ha pasado su vida trabajando para salir adelante. Es sacar el Diamant, y le cambia el semblante. Dice que le resulta muy emocionante eso de ver hasta donde arriesgar. Un día, se dio esta situación, que se convirtió rápidamente en anécdota:

  • Eva iba ganando con un buen montón de gemas, se quedó la última en una cueva y dijo… “Bueno, me retiro aquí, porque me acaba de salir un peligro de serpiente y no me quiero arriesgar más”
  • La madre de Aridane le contestó: “No mujer, ¡dale otra carta a ver qué te sale, seguro que te llevas un montón de rubíes!”
  • Eva no estaba convencida, y le dijo… “Bueno, voy a hacerte caso, pero… ¡verás que me sale otra serpiente y me voy sin nada!”
  • Aridane levantó la carta y… ¡efectivamente, otra serpiente!

Las risas de esa buena mujer no tuvieron precio, estuvo 10 minutos sin poder parar. Fue el azar, si, pero aunque Eva perdió estrepitosamente por culpa de esa jugada, no hay día que no bromeen con el tema. Es más, ahora jugamos con ella a Pingüinos, Patchwork, Laberinto Mágico… Aunque dice que su favorito siempre será el Diamant.

A lo que queremos llegar con esto, es que muchos se encuentran reacios a entrar en este mundillo porque “no tienen con quien jugar”. Que eso no sea un impedimento, de verdad. La persona más inesperada puede ser el compañero perfecto. Además, hay muchísimos juegos que funcionan muy bien a dos jugadores, como el London After Midnight o Monstruo Final, o que están específicamente diseñados para tal fin, como el Patchwork que mencionamos antes. Pero no os quedéis solo con esos, hay cientos de opciones, buscad la ideal. Además, probablemente alguno de vuestros conocidos también está ante la misma tesitura, pero por cualquier motivo, no ha surgido el tema. ¿Por qué no indagáis un poco entre vuestros círculos, a ver qué les parece el tema de los juegos de mesa?

¿Cómo elegir títulos adecuados?

  • ¿Que vuestro grupo de amigos o jugones en la familia es pequeño? ¡No hay problema! Una gran parte de los juegos de mesa modernos funcionan estupendamente bien a 3, 4 o 5 jugadores, por ejemplo Dice Forge, Cottage Garden, Océanos o Potion Explosion.
  • ¿Que es al contrario, y el problema es que sois muchos? ¡No hay de qué preocuparse! Títulos como Hombres Lobo de Castronegro, Sushi Go Party, Munchkin o el propio Diamant son opciones muy adecuadas. Incluso el Pandemic o el Magic Maze, si quereis probar algo cooperativo.

Tened en cuenta que a veces el número indicado de jugadores no es el adecuado para una buena partida. Por ejemplo, nosotros quisimos hacer un Escape Room en el cumpleaños de Eva, y no funcionó. Eramos 6 personas, y el juego era de 2 a 6 jugadores. Lo sacamos a mesa, y tardamos un buen rato en darnos cuenta de que nos había cortado el rollo. Los componentes eran muy pequeños, todos querían aportar su grano de arena, cuando uno empezaba a ver clara una solución tenía que pasarle el libreto a otro y perder el hilo… Un juego que hubiera sido perfecto para 2 o 3 personas, por hacerle caso a las indicaciones, no lo disfrutamos. Esto no es lo normal, evidentemente, pero nunca está de más buscar información sobre como funciona según el número de jugadores.

Volviendo al tema, lo mejor de los juegos de mesa es que hay títulos para todos los gustos. De rivalidad, de cartas, más familiares, cooperativos, algunos con un gran componente estratégico, otros muy sencillos y divertidos… Seguro que, si conoces bien a tu grupo de amigos o familia, encontrarás un juego que pueda gustarles y pasar una tarde agradable, con buenas anécdotas, e incluso despertar su interés por el mundo de los juegos de mesa.

Pero bueno, y una vez dicho todo esto… ¿Dónde conseguirlos? Seguramente habrán pasado desapercibidos si no os han llamado nunca la atención, pero por suerte, no son difíciles de encontrar, aunque algunos títulos pueden costar un poquito más ya que están descatalogados. Las tiendas de cómics y Merchandising suelen tener una buena selección, e incluso puede que en vuestra ciudad haya tiendas especializadas solo en juegos de mesa. En nuestro caso, en Gran Canaria no hay muchas opciones con amplio catálogo, pero solemos comprar bastante en El Desván del Leprechaun, y lo que no podemos conseguir allí, lo pedimos por Amazon o a alguna tienda online española. También hemos conseguido cositas en Toys ‘R’ Us, y El Corte Inglés, además de varios títulos de segunda mano en Wallapop.

Tips para almacenarlos y proteger los componentes

Bueno, llegamos al “más importante todavía”… ¿Dónde guardarlos y cómo conservarlos? Como habéis visto en las imágenes del post, nosotros los tenemos divididos entre los que son de cajas grandes y los que son pequeñitos. Os vamos a dejar unos pequeños truquitos:

  • En principio cualquier estantería con al menos 40 cm de fondo debería albergar la gran mayoría de los títulos.
  • Creemos que la mejor opción es la serie Kallax de Ikea disponible en varios colores y que aprovecha muy bien el espacio.
  • También es buena idea hacerse con un par de paquetes de bolsas zip pequeñitas, disponibles en papelerías. Esto nos servirá para guardar los componentes de los juegos, aunque normalmente los títulos traen dos o tres bolsitas, a veces no son suficientes.
  • Y ya para rematar, las fundas. La mayoría de los juegos de cartas se pueden enfundar para protegerlas, hay muchísimas medidas según el tamaño de cada carta, en nuestras reseñas encontrareis la medida específica para cada juego.
  • Aun así, hay algunos títulos que no recomendamos enfundar, porque después no cabrían en la cuna, pero eso no quita para que retiréis la cuna y os hagáis una a vuestra medida con cartón piedra, o dejando simplemente la caja lisa. ¡Lo que mejor os venga!
  • Para los componentes, también suelen utilizarse cajitas de estas tipo ferretería, de plástico y con pequeños departamentos. Es una buena opción si la caja del juego es alta, si no, seguro que choca y no podéis guardarlo todo dentro. Pero todo es probar y dar con lo que os resulte más cómodo.

Bueno, esperamos que todos estos consejos os hayan sido útiles, que encontréis a nuevos jugones y que lo paséis tan bien como nosotros. ¡Déjense ver!

Déjense Ver

¡Hola! Somos Aridane y Eva, una pareja con muchas aficiones en común ¡Y queremos compartirlas contigo! Nos dedicamos al diseño gráfico y web, hemos creado este rinconcito para dar rienda suelta a nuestras opiniones y recomendaciones.

Comentarios

  • Charo Garcia Garcia 26 / 01 / 2018 Responder

    Hola, yo no soy muy de juegos de mesa, pero alguna vez juego con mi hija y sobrinos a juegos muy entretenidos y de los que nunca había oído hablar,como DIXIT, o SUSHI GO PARTY , que mencionas en tu articulo. Sobre donde comprar nosotros solemos ir a Generación X, un sitio especializado, donde hemos encontrado muchos regalos muy originales para familiares y amigos. Gracias por tus recomendaciones, un beso.

  • Sandra M 28 / 01 / 2018 Responder

    Hola Eva!!
    Pues me ha gustado mucho el post. Es verdad que hace años que no juego a este tipo de juegos porque siempre me ha sido difícil estando sola y también porque no he sabido buscar juegos para dos personas. Tengo gratos recuerdos de cuando era adolescente y en la residencia donde vivía jugábamos a este tipo de juegos. La verdad es que pasábamos unas tardes estupendas y estaban genial. Tendremos que retomar la costumbre de nuevo, me anoto lo de los juegos para dos personas 😉
    Gracias por las recomendaciones de cómo guardarlos y demás!!
    Besos :33

  • Dietogades 28 / 01 / 2018 Responder

    Yo dejé de jugar hace tiempo y ahora con la peke los estamos retomando de nuevo. Aunque también es verdad que cuantas más personas mejor nos lo podemos pasar. Y a veces resulta difícil encontrar compañeros para jugar. Es un opción genial para pasar una tarde divertida.

  • Maria ML 29 / 01 / 2018 Responder

    Hola! cuando era pequeña jugaba con mis hermanos y mis padres o de vez en cuando con mis amigos a algún juego de mesa: trivial pursuit, risk, parchís, damas, juego de la oca, etc… ahora hay otros pero igualmente juego porque se pasan ratos agradables y entretenidos ya sea en familia o con amigos. Besos!!

  • Ashaloki 30 / 01 / 2018 Responder

    El post ha estado bien y la idea de la estantería de Ikea se las voy a copiar para mi nueva casa, pero que digan que en Gran Canaria no hay muchas opciones de sitios donde ir a comprar no es cierto. No sé si es porque El Desván del Leprechaun es la que tienen más cerca de casa y no han mirado mas sitios, pero tiendas hay. Para empezar está Moebius en la calle Peregrina por encima de Triana (tienda con casi 30 años a sus espladas) que yo creo es la más conocida de la isla. En Tomás Morales se encuentran Universo Paralelo (la recomiendo), Urban Comics y El Kraken. En la paralela de Tomás Morales por la parte de abajo está The Quest – Arte Fantástico. Las 2 tiendas de El Desván del Lepcrechaun, una en la zona de Triana y la otra frente al colegio Santa Catalina. La Comarca Games en la calle Lomo La Plana en 7 Palmas. En Guanarteme tienen Mundofreak y en Telde se encuentra La Fortaleza. Yo creo que pocos sitios no son. Y para los seguidores de La Guerra de las Galaxias les recomiendo el juego de Imperial Assault, es de tablero modular y con miniaturas y esta muy chulo. Al principio puede parecer un poco lioso pero después de la primera partida la mecánica se pilla muy rápido.

    • Déjense Ver
      Déjense Ver 30 / 01 / 2018 Responder

      Hola! Realmente a nosotros no nos viene cerca sino La Fortaleza, porque vivimos en Telde. Conocemos y hemos comprado en todas las tiendas que has nombrado, pero cada una tiene una selección determinada y diferentes proveedores. A veces es más cómodo hacerlo online desde casa, porque incluso nos hemos visto en la situación de esperar pedidos que terminan por no llegar a Canarias, y nos hemos llevado varios desengaños en dos o tres tiendas distintas, tanto en juegos de mesa como cómics, mangas, merchandising… Quizás no por culpa de las tiendas, sino de los proveedores. Y bueno, por una sencilla cuestión de tamaño de los locales, en ocasiones no ofrecen lo que estamos buscando.
      Solemos ir a menudo a ambos Desvanes, tanto el de la Zona Puerto como Triana, así como a Moebius de vez en cuando, y la oferta de ambas es totalmente distinta. Sin embargo el Desván es la única que se compromete 100% con nosotros a traer el pedido que solicitamos, (se ha convertido en nuestra tienda de confianza) y si les es imposible conseguirlo, no dudan en decirlo. Pero bueno, cada cual tendrá su tienda favorita, eso está claro, según su zona y sus gustos.
      Respecto al juego que mencionas, nos gusta mucho SW pero tal vez no es nuestro tipo, aunque hemos visto su despliegue y es una pasada. Y en cuanto al mueble de IKEA, está genial porque existe una amplia variedad de tamaños con diferente número de módulos, se adaptan a cualquier espacio, y la verdad es que hacen bastante!
      Gracias por comentar!

Deja un comentario